Cómo adaptar tu casa a la llegada de un bebé

Cómo adaptar tu casa a la llegada de un bebé

Desde que recibes la noticia, tienes nueve meses para prepararte mental y logísticamente para uno de los cambios más importantes de tu vida: la llegada de tus hijos. ¿Qué cambios debes hacer en casa? ¿Qué muebles vas a necesitar? Te hacemos un resumen de lo que tienes que tener en cuenta para preparar tu casa ante la llegada de un bebé.

1. La habitación

Puede que sea la segunda habitación porque solo tienes dos. Sí, esa que es una especie de pupurri parecido a un trastero y cuya versatilidad no deja de asombrar: despacho, agujero negro, cuarto de planchar, habitación de invitados, guardamuebles, vestidor caótico, armario gigante… Ha llegado la hora de hacer espacio y convertirla en una sola cosa: la habitación de tu bebé.

1. Haz espacio ya. Recuerda que Boxmotions se puede convertir en esta habitación-trastero a partir de ahora: a un solo click nos plantamos a la puerta de tu casa, como un trastero con patas que somos, ¡y nos lo llevamos todo mientras tu te quedas parpadeando! Para que no te olvides del pupurri de cosas que nos llevamos, te hacemos un catálogo online, ¡don’t worry!

La bloguera @mumandhome ya ha probado Boxmotions para organizar mejor su casa.

La bloguera @mumandhome ya ha probado Boxmotions para organizar mejor su casa.

2. Controla el aislamiento y las persianas. Comprueba que sea un espacio tranquilo, que las ventanas estén bien ajustadas, que tengan doble cristal y que no pase el aire. Asegúrate que haya persianas para evitar excesos de luz. ¡Tu bebé es muy sensible!

3. ¿Colecho o método tradicional? Hoy en día existe una nueva filosofía según la cual los bebés duermen con sus padres, en su misma cama o con una cuna anexa a ésta. En cualquier caso, si optas por el colecho, seguirás necesitando una habitación ordenada para poder cambiar a tu hijo y almacenar su ropa, cochecito o juguetes.

Mini cuna de colecho. (Pinterest · El Corte Inglés)

Mini cuna de colecho. (Pinterest · El Corte Inglés)

2. Mobiliario

En el mundo del mobiliario infantil también se hacen auténticas innovaciones: muebles modulares del estilo “space-saving” que incluyen varias cosas en uno.

Eso, sí, conviene que tengas clara la lista de elementos que necesitarás a partir de ahora, luego ya puedes buscar lo que te vaya mejor:

1. Minicuna (moisés): Se suele usar hasta los seis meses y es el lugar ideal para un recién nacido. Al ser un espacio pequeño, el bebé se siente seguro y recogido.

2. Cuna: Es la cama que usará cuando ya sea más grande y tenga más mobilidad. Asegúrate que cumple con la normativa europea en cuanto a la separación de barrotes.

3. Bañera: La mayoría de viviendas actuales se hacen con plato de ducha en lugar de bañeras. Es bueno para el medio ambiente pero implicará que necesitarás una pequeña bañerita de plástico o hinchable para tu bebé. (Las hay que son cambiador también!).

4. Cambiador: Hay muebles dos en uno que incluyen cambiador y cómoda. Este es uno de los muebles más importantes. ¡Míratelo bien porque lo usarás unas cuantas veces al día!

cambiador_comoda_bebé

Cambiador y cómoda 2 en 1. (Pinterest · Amazon.es)

5. Cochecito y silla de paseo: Esta debe ser la decisión más difícil de la vida después de la de escoger carrera universitaria. Porque sí: hay mil tipos de cochecitos y sillas de paseo, te pasarás días y días leyendo foros y preguntando a conocidos. Son una inversión de dinero importante y si la eliges bien la puedes usar para todos tus hijos, sobrinos… ¡Guárdalas bien en tu trastero en la nube cuando ya no te hagan falta porque nunca se sabe…!

6. Silla de seguridad: Un must en toda regla. Llevarás a tu bebé en coche con ella hasta que sea bien mayor. La primera debe ser del grupo 0, y luego tienes que ir actualizándola conforme vaya creciendo. (algunos cochecitos incluyen la silla de seguridad).

7. Trona: El bebé la necesitará a los seis meses cuando empiece a comer sólidos y a estar sentadito con la espalda erguida. Se sentirá como uno más en la família y las comidas serán un momento social muy importante. ¡Si tiene ruedas y es plegable será lo más de lo más!

3. Proteger el resto de la casa

El día que tu bebé empiece a gatear te darás cuenta que tu casa entera es un nido de trampas. ¿Cómo protegerlo de ellas?

1. Usa esquineras de protección para muebles puntiagudos. Puedes hacerlos tú con gomaespuma.

2. Tapa los enchufes que le queden a su altura con tapas de plástico.

3. Asegúrate que no pueda abrir armarios, cajones o puertas que puedan ser un peligro para él, como la de la terraza.

¿Tienes más ideas? ¡Explícanoslas! Te escuchamos!

Posts relacionados