Por qué dejar el trabajo e ir a viajar cada vez está más bien visto (testimonios)

Por qué dejar el trabajo e ir a viajar cada vez está más bien visto (testimonios)

Era el año 2014 cuando Cristina dejó su trabajo en una aerolínea de Dublín para irse a recorrer África durante casi un año. Cuando volvió de su viaje, en lugar de que le costase, encontró un nuevo trabajo relativamente rápido: una aerolínea cuyo mercado principal era África la contrató y se fue a vivir a Londres.

Entonces: ¿Irse a viajar o tomarse un año sabático puede beneficiar nuestro futuro, más que perjudicarlo? ¡La respuesta es que sí! Hay muchas razones para hacerlo y el mundo está cada vez más preparado para que lo hagas.

Ahí van todas las razones por las cuales interrumpir tu carrera laboral e ir a viajar cada vez está más bien visto: 

Un año sabático puede beneficiar tu carrera

En el caso de Cristina, ingeniera de Barcelona en la treintena, su año sabático la benefició laboralmente. “Hoy en día tenemos infinidad de opciones para formarnos» -explica Cristina-: «másters, posgrados, cursos. Pero la formación no necesariamente tiene que ser un curso o una escuela. Viajar es una experiencia en la que desarrollas muchas habilidades sociales que se valoran en entornos laborales»

«Viajando aprendes a ser más flexible, a adaptarte, a solucionar problemas, en definitiva: a salir de tu zona de confort.»

ano-sabatico-krisontheway

Cristina en su viaje por África el año 2014. Lo explica todo en su blog www.krisontheway.com

Viajar contribuye a desarrollar «habilidades blandas»

De hecho, muchas empresas lamentan hoy en día que los profesionales cada vez tienen más conocimiento a nivel técnico y menos «habilidades blandas», que son aquellas habilidades ligadas a la personalidad y a la naturaleza de cada individuo, es decir, las que nos permiten relacionarnos con los demás de manera satisfactoria, comunicarnos, liderar o trabajar en equipo de forma positiva.

Por eso, Cristina no solo no esconde esta experiencia de su Currículum Vitae, sino que la potencia y la muestra en su perfil de LinkedIn: «Se tiene que explotar porque es una formación personal. Nunca he hecho una entrevista en la que hayan visto este aspecto como un problema. Suele ser un punto de conexión con el entrevistador, te da una dimensión humana, genera preguntas y curiosidad. En el trabajo pasamos muchas horas y las personas que nos contratan valoran nuestro aspecto humano.»

ano-sabatico-krisontheway2

Así explica Cristina en su perfil de LinkedIn lo que hizo durante su viaje por África, hecho que la de una dimensión humana.

Porque ya no nos pasamos toda la vida en la misma posición laboral

El sueño de otras generaciones era tener un trabajo fijo para toda la vida, catorce pagas, vacaciones de un mes…  A algunas de estas personas, cuando ahora sus hijos les dicen que quieren dejar el trabajo e ir a viajar, hay que tenerles preparado un vaso de Coca Cola por eso de si se marean o les baja la presión del susto que se pueden llegar a dar.  Y es que precisamente, una encuesta publicada por The Guardian indicó que el 90% de los llamados millenials -los que nacieron entre el 82 y el 2004- no se quedarán más de 5 años en la misma posición laboral. Incluso un tercio de ellos no quieren ni pasar más de dos años en el mismo puesto de trabajo.

Hoy en día, por tanto, ya se da por hecho que una persona irá cambiando de trabajo. De hecho, incluso está bien visto, ya que a muchas empresas también les favorece la rotación y la entrada de nuevo talento. «Dentro de este movimiento entre un trabajo y otro es cuando puedes hacer este parón y plantear un viaje largo, por ejemplo. No necesariamente tienes que dejar tu trabajo, sino que puede venirte bien cuando hay un momento de cambio  o te encuentras en un cruce de caminos», aconseja Cristina.

Culturalmente está bien visto (quizás en España aún no)

De todos es sabido que en países anglosajones o nórdicos, el gap year cada vez está más bien visto. En algunas ocasiones son los mismos padres quienes incentivan que sus hijos lo hagan: ¿Qué mejor manera de madurar y espabilarse que recorrer el mundo y enfrentarse a él? Para mucha gente un gap year ya no es un “año perdido” ni esa extraña psicosis más propia de nuestro país según la cual, si dejas tu trabajo estás perdido, te has pasado al lado oscuro, has tirado toda tu vida por la borda y, ay por Dios y la Virgen, recemos para que vuelvas a «sentar la cabeza» antes de que no sea demasiado tarde.

De hecho, el fundador del blog Mundo Nómada explica que dejó su trabajo para irse a viajar  y que, al hacerlo,  le preguntaban «¿Dejar un trabajo ahora que está subiendo el paro?».  Ahora, él mismo explica: «Hoy en día, con mi anterior lugar de trabajo cerrado, puedo afirmar que fue una de las mejores decisiones que podía haber tomado.»

Ayuda a coger perspectiva y tener ideas

El diseñador Stegan Sagmeister se toma un año sabático cada siete años. Lo explica en un famoso TED Talk. Descubrió que después de ese año sabático, sus productos diseñados son mejores, y que de todos los productos nuevos que sacan, la mayoría han salido de ideas durante ese año sabático.  Dice Sagmeister que durante el año sabático, su profesión vuelve a convertirse en una “llamada”, más que en un trabajo.

Existen soluciones logísticas para facilitártelo

Además de una infinidad de blogs, agencias de viaje, y demás herramientas para diseñar ese viaje soñado, dejarlo todo, a nivel logístico, tampoco es tan difícil. Por ejemplo, a la hora de dejar un piso, puedes llamar a tu trastero en la nube  que opera actualmente en la provincia de Barcelona y Madrid, para que busquemos tus cosas y las guardemos hasta que vuelvas (si vuelves) y deseas asentarte de nuevo. Entonces, te las traemos a tu nuevo piso (o las enviamos a la isla de Tailandia donde hayas decidido quedarte para el resto de tu vida).

¡Lo puedes hacer mientras trabajas!

Como lo lees: existen empresas que gestionan lo que se viene llamando remote year. Tú pagas y ellos te montan un viaje de un año con un grupo de unas 50 personas que, como tú, quieran trabajar remotamente. Así, visitas 12 ciudades en 12 meses, incluyendo varios continentes, y ellos se encargan de buscarte los billetes, espacios de coworking y visitas turísticas. 

¡Tienes el resto de tu vida para trabajar! Si estás evaluando tomarte un año sabático, cuenta con nosotros, que guardaremos tus cosas en nuestro trastero seguro, mientras tu disfrutas de viajar y coleccionar sellos en tu pasaporte.

calcular-ahorro

Posts relacionados