Cómo empezar una vida (casi) libre de residuos

Cómo empezar una vida (casi) libre de residuos

La isla de plásticos más grande del pacífico ya triplica la superficie de Francia. Hace algunos meses, en Filipinas  decidieron cerrar una isla turística durante seis meses para poder limpiar toda la basura que se ha depositado en sus paradisíacas playas. Por no hablar de la velocidad con la cual se están derritiendo los polos, y los mil y un problemas que dejan nuestra huella en un planeta donde, hasta día de hoy, la vida es maravillosamente posible.

Ha llegado la hora de ir haciendo que nuestras vidas sean libres de residuos (o casi). El mundo no es un trastero de porquería, y deberíamos ser responsables de nuestra huella ecológica que es mucha y evitable. Entonces, ¿cómo podemos empezar a reducir los residuos que generamos? Para empezar una vida zero-waste, lo primero es tener claro por qué lo hacemos. Así que tatúate en el brazo tus convicciones ecologistas y recuérdalas bien: será lo que te mantendrá comprometido para seguir los siguientes mandamientos…

Comer y beber

Evita los envases y bolsas on the go

Si eres un fan acérrimo del minimalismo y del vivir con menos, esto no te costará. No te vayas de casa sin una botella de agua rellenable. Si no te gusta el agua del grifo, seguro que puedes recibir agua a granel en lugar de comprar botellas de plástico, o inclusive invertir en un buen filtro de agua.

Evita usar pajitas de plástico y no las aceptes en los restaurantes: parece una chorrada pero en Estados Unidos cada día se usan y desechan 500 millones de pajitas de usar y tirar. Cada año llegan al océano 8 millones de toneladas de plástico. ¿Cómo te quedas? Nosotros mal, muy mal…

Si te gusta comprar café de camino a la oficina, usa una taza molona con tapa y que te la rellenen. No serás el primero ni el último, ya verás.

Tampoco te vayas de tu casa sin bolsas reutilizables (tipo algodón) para comprar en el supermercado.  Deberías llevar una siempre encima y hacer un juramento tipo: «Yo nunca volveré a comprar una bolsa de plástico…».

No te olvides de los recibos, no los pidas, ni aceptes tíquets cuando vayas a comprar.
Apúntate a nuestro curso gratuito de orden en casa

Haz compras al granel

compra-granel

Reduce al máximo la compra de comida con packaging. Para ello, puedes acudir al mercado, a fruterías o tiendas a granel y de paso das soporte a pequeños empresarios y productores del sector. Si vas a la pescadería, pide que te pongan el pescado en un tupper que traigas de casa. Al principio fliparán, pero un día será lo más normal del mundo.

Ten cuidado con las cápsulas de café: ¡Zona de peligro! Más de 7 mil millones de cápsulas tardarán al menos un siglo en reciclarse de forma natural según Halo, empresa de cápsulas biodegradables. O te cambias a la típica cafetera de mango (que hace un café espectacular), o puedes llevar las cápsulas a los puntos de recogida de las empresas que las producen, cosa que bueno, requiere tiempo…

Compra local

Fíjate siempre de donde viene todo lo que compras y tenlo en cuenta. Te irás familiarizando con las cosas que cruzan un océano para llegar hasta ti y de tu huella de carbono.

Planifícate

Haz un planning de tus comidas diarias y semanales para evitar el derroche de comida.

Reduce tu consumo de carne

El sector ganadero produce una gran cantidad de gases de efecto invernadero. Anímate a probar alternativas vegetales, o comprométete a no consumir carne todos los lunes, uniéndote al Meatless Monday.

Higiene

Vale, no se trata de que ahora tires todo lo que tienes y compres un montón de cosas súper respetuosas y duraderas con el medio ambiente porque bueno, sería un poco contradictorio. Los gurús de La Vida Libre de Residuos recomiendan hacer estos cambios de forma paulatina. 

utensilios-bano-zero-waste

Apóyate en utensilios de materiales sostenibles

Cuando te tengas que comprar un nuevo cepillo de dientes, cámbialo por uno de bamboo. En EEUU, miles de toneladas de cepillos de plástico acaban en vertederos. Los de bamboo, en cambio, son biodegradables.

Intenta comprar jabón en pastillas. Además de súper natural y bueno, genera zero residuos de plástico.

Y en artículos de uso prolongado

Cuando se te acaben las cuchillas desechables de plástico, compra cuchillas de uso prolongado, de las que duran.

Si eres una mujer en edad de menstruar, dale la oportunidad a la copa mentrual y/o a compresas reutilizables. Las compresas desechables y tampones tardan más de 150 años en degradarse por completo.

Hogar

Cámbiate a bombillas leds

bombillas-leds

Cuando se te fundan las bombillas normales, cámbialas por leds. ¡Y no las tires! Mejor aprende a reciclarlas.

Dale usos al agua de la ducha

Utiliza el agua de la ducha para regar tus plantas. Existen inventos que te ayudan a hacerlo, aunque puedes simplemente poner un cubo bajo la ducha para recoger el agua fría que cae mientras esperas que se caliente. Fácil, ¿no?

También puede aprovechar que estás allí y limpiar por encima tu ducha, o si no te apetecen estas opciones, toma un ducha rápida que esto también es sostenible.

Gestiona tu correo

Pon una etiqueta en tu buzón diciendo que no aceptas publicidad ni propaganda, y gestiona las domiciliaciones de manera que las facturas te lleguen a tu correo electrónico, en lugar de que te lleguen en papel.

Repara, reutiliza

Piensa antes de tirar: aprende a reparar, reutilizar o dar otros usos a las cosas que ya no te sirven. Saca el lado DIY que llevas dentro.

Ropa

Dona tu ropa

Dona la ropa en lugar de tirarla. Y piensa antes de comprar ropa nueva. ¿La necesito? ¿La voy a usar? ¿Me durará? Hacerlo te ayudará a empezar a poner orden en casa poco a poco.

Recuerda que puedes llevar prendas a reparar a talleres de arreglos y costura antes de donarlas. A veces por pereza decidimos deshacernos de una prenda, cuando arreglándola o haciendo algún cambio podría tener una segunda vida.

Lava tu ropa de modo sostenible

tender-ropa

Intenta lavar con agua fría, llena siempre las lavadoras, y tiende la ropa en lugar de usar la secadora si el tiempo lo permite.

Y recuerda: usa tu trastero en la nube para guardar cosas que momentáneamente no te sirven pero quieres guardar. ¡No te precipites tirando y llama a Boxmotions para pedir un presupuesto! Usamos cajas reutilizables y te lo recogemos a domicilio para que no tengas que coger tu coche particular.

Apuntate a nuestro curso gratuito

Posts relacionados