Guía práctica para camperizar tu furgo o tu coche

Guía práctica para <i>camperizar</i> tu furgo o tu coche

Si has llegado hasta aquí, seguramente estés interesado en camperizar tu furgoneta o tu coche para poder utilizarla como dormitorio en tus próximas vacaciones.

Aunque se trata de un proceso que, de querer hacerse correctamente, puede resultar algo complejo, también es una opción llena de beneficios y comodidad.

Te contamos, paso a paso, todo lo que tienes que saber.

1. Aislamiento de la furgoneta

A la hora de camperizar una furgoneta, sin duda el paso primordial (y el primero) es aislarla correctamente.

Y es que aunque se trate del paso menos visible, lo cierto es que es esencial hacerlo. ¿El motivo? Además de ayudarnos a consumir menos combustible, evita que pasemos frío y calor y reduce nuestra huella de CO2.

Aunque se trata de un tema complejo, un buen punto de partida es tener en cuenta que el Kaiflex (un aislante térmico flexible y autoadhesivo) resulta la mejor opción para los expertos. Además, se trata de un material que podemos instalar nosotros mismos.

2. Sistema de agua en tu furgoneta

Otro de los puntos más importantes a la hora de camperizar tu furgoneta es sin duda la instalación de un sistema de agua que te permita, por ejemplo, ducharte o fregar los platos.

En este sentido, puedes optar por un sistema complejo que te permita disponer de agua caliente o por uno más sencillo que cubra las necesidades básicas.

3. Instalación eléctrica en tu furgoneta

A la hora de hacer frente a la instalación eléctrica, te recomendamos que (a menos que seas un experto en el tema) contrates el servicio de una empresa de profesionales, algo que tendrá un coste aproximado de unos 500€ contando con el material.

Básicamente, para acondicionarla se instalará una segunda batería (normalmente colocada debajo del asiento del copiloto), un inversor de potencia para que la primera batería no se vea afectada y algunos arreglos más para garantizar que disponéis de red eléctrica.

4. Acondicionamiento del interior

Sin duda alguna, otro de los puntos más importantes en el paso a paso a la hora de camperizar la furgoneta es acondicionar su interior con, al menos, una cama.

Con la imaginación, la maña y el presupuesto al poder, podemos optar por añadir algunos elementos más como armarios, mesas o incluso un asiento giratorio, por ejemplo.

5. El baño de la furgoneta

Finalmente, para que nuestra furgoneta quede 100% camperizada deberemos pensar en el baño, que puede ser interior o exterior.

A la hora de decidirnos por cada una de las opciones disponibles para cada caso deberemos tener en cuenta factores como la comodidad, la facilidad de instalación o el presupuesto disponible, pero te aseguramos que si decides tomarlo como un proyecto personal y low cost, la red está llena de tutoriales de todo tipo para acondicionarla.

¡Feliz camping!

Nueva llamada a la acción

Posts relacionados