Cómo irse a trabajar al extranjero y no morir planificando

Cómo irse a trabajar al extranjero y no morir planificando

En primer lugar toca felicitarte por superar el primero de los retos cuando pensamos en mudarnos a trabajar en el extranjero: ¡has tomado la decisión! Y es que irse a trabajar y viajar en el extranjero está más que bien visto.

¿Por dónde empezar a planificar nuestra marcha? Tantas y tantas cosas que tener en cuenta: el piso, el trabajo, tus cosas, tus papeles, tus bancos…. Hemos pensado en crear para ti una pequeña lista de to do’s que te servirá para planificar tu marcha para trabajar al extranjero sin morir en el intento. ¡Toma nota! 

Búsqueda de información

¿A qué nos referimos? A temas como el visado (si lo necesitas), por ejemplo. Y es que si te has decidido por un país de la Unión Europea y resides en España, por ejemplo, no será necesario este trámite, aunque si por el contrario te vas a trabajar a Nueva Zelanda, deberás tener en cuenta toda la burocracia de este proceso. Apúntalo en tu lista de quehaceres bien arriba.

Además, en la fase de información es importante recabar tanta información como sea posible sobre el que será tu nuevo hogar: ¿dispondré de cobertura médica? ¿necesitaré seguro médico privado? Sabemos que son un montón de preguntas, por lo que hablar con otra persona que haya vivido lo mismo que tú podría ser una buena manera de encarar esta fase.

Ahorra y planifica los gastos

Parece obvio, ¿no? Pero a menudo nos olvidamos de este aspecto. Es evidente que al ir a un país extranjero necesitaremos un extra de dinero: para la mudanza, para nuestras primeras semanas allí en caso de no contar ya con un trabajo, etc. Realizar un pequeño presupuesto personal será de gran ayuda, tanto para planificar nuestro ahorro durante la fase previa como para planificar nuestro gasto en nuestro nuevo hogar.

Calcula cuanto puedes ahorrarte con nuestro trastero en la nube

Hazte con los básicos

Sabemos que dependiendo del país las posibilidades varían pero, en la medida de lo posible, intenta hacerte con el billete de avión, con citas en el banco para abrir tu cuenta bancaria, con el transporte que realizará tu mudanza en el caso de que la necesites y, sobre todo, con tu alojamiento allí (ya sea temporal hasta que encuentres el definitivo como el que será tu nuevo hogar).

Decide qué hacer con tus pertenencias

Si no deseas marcharte de primeras con todas tus cosas allí, un buen consejo es optar por un trastero en la nube en el que guardar tus cosas de forma temporal. En Boxmotions recogemos las cosas en la puerta de tu casa (a diferencia de otros trasteros convencionales en los que tú tienes que preocuparte por el transporte) y nos las llevamos a nuestro almacén seguro. Además, ponemos a tu disposición un catálogo online con fotos para que las tengas siempre controladas.

Planifica tus últimos días aquí y tus primeras semanas allí

Si lo que quieres es evitar el clásico estrés pre-viaje, te aconsejamos que planees tanto tus últimos días aquí como las primeras semanas allí. De esta forma, listando todo lo que tienes que hacer (desde despedirte de tus padres hasta planificar qué pondrás en la maleta que lleves contigo en el avión), sentirás una mayor sensación de control y evitarás esos nervios tan poco deseables.

Ya lo sabes, con un poco de planificación será suficiente para que no cunda el pánico y puedas disfrutar de estos momentos que, además de quehaceres, están llenos también de una incertidumbre y unos nervios muy bonitos.

¡Suerte en tu nueva aventura!

calcular-ahorro

Posts relacionados