Los mejores juegos de mesa para niños y niñas

Los mejores juegos de mesa para niños y niñas

¿Recuerdas aquellas tardes de fin de semana o en verano, cuando pasabas tiempo junto a tus padres o tus hermanos alrededor de un juego de mesa? Seguramente echando la vista atrás te darás cuenta de que muchos de esos momentos forman parte de tus mejores recuerdos de infancia.

No en vano, los juegos de mesa, además de lúdicos y divertidos, cuentan con un componente de valor añadido que otros juguetes no tienen: los disfrutamos en grupo y, por lo tanto, socializamos mientras lo hacemos. Es decir, compartimos un momento juntos.

Por eso, incluirlos en nuestra rutina de juegos con los más pequeños de la casa es sin duda una buenísima idea. Aquí recopilamos para ti cuáles son los mejores para pasar con ellos estos ratos y por qué deberíamos incluirlos en nuestra colección.

1. Parchís

Un clásico que nunca falla pero… ¿cuántas horas nos hemos pasado en nuestra infancia jugando al parchís? Con él, además de pasar un rato en familia, los niños pueden aprender a contar y desarrollar pequeñas dotes de estrategia. Además, existe en versión viaje, ocupa poco espacio y es barato.

2. Catan

Otra de las recomendaciones que sin duda no podéis dejar pasar es el Catan, convertido ya en todo un clásico y disponible también en versión junior para menores de 10 años, un juego con el que tanto adultos como niños disfrutan un montón. Además, con él aprenderán a desarrollar su astucia y sus habilidades estratégicas y, por si eso fuera poco, el juego puede ir añadiendo materiales y por lo tanto niveles de complejidad, por lo que nunca os aburrireis de él.
Apúntate a nuestro curso gratuito de orden en casa

3. Jenga

Otro de los clásicos que sin duda no puede faltar en vuestra colección es la jenga, el juego de habilidad compuesto por piezas de madera en el que hay que desafiar al propio pulso sacando piezas de la torre y procurando que se mantenga en pie mientras lo hacemos. Es recomendable para niños a partir de 6 años y os aseguramos que con él disfrutan tanto los más pequeños como los adultos.

4. Story Cubes

Si lo que queremos es desarrollar la creatividad de nuestros hijos, Story Cube es sin duda una opción a considerar. Básicamente, se trata de un juego compuesto por 9 dados, cada uno de ellos con un total de 6 imágenes y unas 54 figuras distintas que pueden dar lugar a más de 10 millones de combinaciones distintas. Utilizando esos dados debe crearse una historia con cierta coherencia y sentido, lo que además de estimular la creatividad también es útil para la agilidad mental.

5. Monopoly junior

¿Cómo olvidarnos del clásico entre los clásicos? El monopoly en su versión junior no solo les enseñará a desarrollar sus dotes de estrategia sino que con él aprenderán sobre economía y sobre gestión de los recursos.  ¡No puede faltar en vuestra colección!

A partir de aquí, siempre es recomendable observar cuáles son las capacidades del niño o niña o sus intereses a la hora de adquirir un juego de mesa para ellos. Además de divertirnos, aprovecharemos para estimular su creatividad o sus capacidades.

Y para terminar, aquí van una serie de consejos prácticos que te ayudarán a guardar y ordenar los juguetes de los niños cuando terminen de jugar.

Apuntate a nuestro curso gratuito

Posts relacionados