Qué podemos aprender del programa de Minicasas

Qué podemos aprender del programa de Minicasas

Especialmente si vives en una gran ciudad, sabrás lo complicado que resulta a veces encontrar una casa o un piso que se adapte a tus necesidades. La burbuja del mercado inmobiliario y la superpoblación de algunos núcleos urbanos son solo algunas de las causas que hacen que deban existir soluciones cada vez más compactas (y funcionales) cuando nos referimos al hogar.

Por ello, te habrás dado cuenta ya del auténtico furor que los ‘reality shows’ sobre minicasas están causando en todo el mundo. Básicamente, estos programas nos enseñan que es posible vivir con en el minimalismo, y que pueden crearse espacios cómodos y adaptados con poco espacio disponible.

Y para seguir la máxima de ‘menos es más’, hemos recopilado para ti todas las enseñanzas que estos programas nos dejan y que podemos aplicar en nuestra vida. ¡Apunta!

Lecciones del programa Minicasas

1.- Puedes vivir perfectamente con lo básico

Sin duda la primera lección es que se puede vivir con muy poco. De hecho, sólo utilizamos el 20% de lo que acumulamos, y es que, para vivir feliz, solo necesitas algo de espacio de almacenaje, una cama, una cocina, un baño… y poco más.

Reduciendo al máximo nuestras pertenencias vivimos más tranquilos (y con menos cosas que ordenar y limpiar) y, además, contribuimos a la sostenibilidad del planeta consumiendo menos. Aunque cueste creerlo, con apenas 30 metros cuadrados se puede vivir con tranquilidad.

2.- Se trata de un modo de vida muchísimo más económico

Y no solo por el precio por metro cuadrado que nos ahorramos, sino también por la cantidad de muebles que ya no necesitamos, etc. Si simplificamos el espacio interior y nos deshacemos de aquello que no atiende nuestras necesidade básicas, veremos como el ahorro producido se incrementa.

Además, los más aventureros pueden contar con una minivivienda portátil, que puede servir también como casa de vacaciones al transportarla temporalmente a otro lugar. ¡Es un mundo lleno de posibilidades!Apúntate a nuestro curso gratuito de orden en casa

3.- Te permiten ‘construir’ tu propio espacio, adaptado a tus gustos y necesidades

Especialmente en el caso de las casas móviles, resulta mucho más fácil (y de nuevo, barato), hacerlas exactamente como quieres, atendiendo a tus gustos y necesidades desde el inicio. Puedes centrarte en tener más espacio de descanso, en reducir la cocina o el cuarto de baño, en destinar cierta inversión para hacerla más ecológica… Investigando un poco, descubrirás un montón de formas distintas e interesantes de diseñar una minicasa.

4.- Aprenderás a sacar el máximo partido de cada espacio

La última de las lecciones que nos enseña este tipo de vida es la capacidad de sacar el máximo partido al espacio. En espacios reducidos cada centímetro es un tesoro y, por ello, todos los muebles y objetos tienen una función, no dejando lugar para lo superfluo o innecesario: algo muy útil para mantener siempre el espacio bien ordenado.

Ya lo sabes: si estás pensando en apuntarte a la moda de las minicasas, verás que es un modo de vida lleno de ventajas. Además, si necesitas espacio de almacenamiento extra, siempre puedes optar por un trastero en el que guardar aquello de lo que no quieres deshacerte.

Apuntate a nuestro curso gratuito

Posts relacionados