Distribución del espacio de almacenaje en un canapé

Distribución del espacio de almacenaje en un canapé

Cada vez más nos vemos obligados a vivir en espacios más pequeños, y uno de los recursos más socorridos es el de de optar por un somier canapé. Nos permite aprovechar el espacio de almacenaje de debajo de la cama pero, sobre todo, nos permite hacerlo de una forma ordenada y protegiendo nuestras pertenencias del polvo.

Lo que se nos olvida a veces, sin embargo, es que un canapé no es un ‘cajón de sastre’ donde soltar todo aquello que no necesitamos en nuestro día a día, sino que se trata de una magnífica opción de almacenaje… cuando sabemos sacarle el máximo partido.

Toma nota, porque aquí van algunos trucos para distribuir el espacio de almacenaje en tu canapé.

¿Cómo guardar las cosas en mi canapé?

Selecciona

A la hora de guardar cosas en un canapé, el paso más importante es el de seleccionar todo lo que queremos meter en él. Una buena opción son los textiles de cama, esto es, las fundas de almohada, sábanas, fundas nórdicas… Cosas a la que necesitamos fácil acceso pero que tienen cierta estacionalidad.

Una vez seleccionado lo que queremos guardar ahí, lo más recomendable será ordenarlo por cuán a menudo lo utilizamos, colocando las cosas con mayor estacionalidad (mantas de invierno, fundas nórdicas…) en el lugar de más difícil acceso, y las más comunes, como sábanas o toallas, por ejemplo, en la punta del canapé, a la que podemos acceder más fácilmente.

‘Ordenar’ el espacio en esas dos mitades (la que más utilizaremos y la que menos) nos ayudará a sacar el máximo partido del lugar de almacenaje disponible.

Apúntate a nuestro curso gratuito de orden en casa

Protege y etiqueta

Una de las cosas que no debemos olvidar es que, a pesar de encontrarse cubiertas por el colchón, las pertenencias que guardemos en nuestro canapé deben estar siempre protegidas. Así, hacernos con módulos de almacenaje cerrados o bolsas de plástico con cremallera no solo nos ayudarán a protegerlas del polvo sino que también se convertirán en un aliado buenísimo a la hora de ordenar las pertenencias y de aprovechar al máximo el espacio disponible.

En este sentido, un último truco consiste en etiquetar correctamente cada uno de los módulos, especialmente si estos no están protegidos por un material transparente, para saber siempre lo que se encuentra dentro de cada uno de ellos y no perder el tiempo buscándolos cuando los necesitemos

Coloca

Como ya hemos apuntado, ‘dividir’ ese espacio en dos mitades diferenciadas será una buena forma de sacarle el máximo partido. Una vez protegidas y etiquetadas nuestras cosas, procederemos a colocarlas dentro del canapé siguiendo esa regla (colocando las cosas que más necesitemos de la mitad a la punta y, las demás, en la parte de peor acceso).

Debemos tener en cuenta, a la hora de colocarlas, que es muy importante respetar el espacio disponible en nuestro canapé si queremos evitar roturas o problemas con el mismo.

Además, un buen truco será añadir una bolsita de lavanda o alguna pastilla aromática para evitar el olor a cerrado y darles a nuestras cosas el cariño que merecen.

¡Feliz orden!

Apuntate a nuestro curso gratuito

Posts relacionados