Instrucciones para el temido cambio de armario

Instrucciones para el temido cambio de armario

Ha llegado el momento de volver a sacar la ropa de verano y hacer balance de tus pertenencias para no precipitarte a comprar cosas que quizás ya tienes.

Sigue estos pasos y afronta el cambio de armario de una vez por todas. ¡Tú puedes! 

Vacía y limpia tu armario

Empieza por vaciar tu armario. Sácalo todo, a lo bestia, y colócalo encima de la cama. De esta manera tendrás que comprometerte a terminar de ordenar todo el mismo día. Eso si quieres dormir en tu querido aposento.

Ahora que tu armario está vacío, aprovecha para limpiarlo:

  • Usa un paño seco primero para retirar el polvo.
  • Luego aspira.
  • Y finalmente límpialo con un paño húmedo con algún olor, si así lo deseas.
  • Deja el armario abierto para que todo se seque perfectamente, mientras tú vas poniendo orden.

Selecciona las piezas a almacenar

Escoge la ropa de invierno que vas a almacenar hasta la próxima temporada. Te será útil aprender cómo se usan las bolsas de vacío para guardar ropa, ¡así que repasa nuestros apuntes antes de empezar! ¿Ahora sí? ¡Allá vamos!:

Antes de guardar, limpiar

Los abrigos

Recuerda lavar los abrigos o enviarlos a la tintorería antes de almacenarlos. Así se conservarán mejor y estarán listos para la próxima temporada.

Te sugerimos guardarlos ya limpios en perchas de madera y en bolsas de tela.

La ropa de cama y las alfombras

O el nórdico. Lávalos y guárdalos en bolsas de tela. Airea las mantas y envuélvelas en bolsas de tela, a poder ser también con antipolillas.

Si quieres guardar también las alfombras. Llévalas primero a la tintorería y guárdalas, a poder ser, envueltas con papel de periódico para evitar la humedad.

Los zapatos

Por higiene, siempre almacénalos en cajas y úntalos con crema protectora para que se conserven bien. Además, almacenarlos juntos te dará mayor organización y espacio físico y mental, ¡organiza tus zapatos y ahorra espacio!

El equipamiento deportivo

Encera la tabla o los esquís antes de guardarlos y ponlos dentro de su funda. Limpia todas las botas y déjalas cerradas para que mantengan la forma.

Si no tienes espacio para todos estos ítems, considera contratar alguna opción de almacenamiento, como un trastero a domicilio.

Selecciona las piezas que irán a tu armario

Ay, los armarios. Pueden ser un pozo sin fondo o un paraíso del orden, si sabes cómo organizarlos y exprimir el espacio al máximo. En cualquier caso, ahora toca seleccionar lo que utilizarás esta temporada. ¡Vamos a ello!

Saca la ropa de verano

Airéala y ordénala en el armario. Las camisetas, jerséis y sudaderas, doblados. Las camisas, vestidos, faldas,  pantalones y chaquetas, colgados. Ropa interior, calcetines y medias a parte en cajones o cajas.

Separa los básicos

Separa los básicos que vas a mantener en tu armario como camisetas interiores, jeans o cardigans que te pongas todo el año.

Ordena la ropa

Clasificar la ropa por colores, o incluso medidas te facilitará escoger la ropa en el momento de cambiarte. Así encontrarás todo fácilmente y perderás menos tiempo decidiendo qué ponerte. También puedes aplicar estas ideas para organizar tus cajones de ropa, ¡así que no descartes ninguna opción!

Dona lo que no uses

Aprovechando que estás guardando ropa hasta una nueva temporada, puedes seleccionar las piezas que no usaste y donarlos. Lo mismo con las piezas de verano. Si alguna ya no te queda, o no es de tu estilo, puedes separarla en bolsas y llevarlas a alguna tienda que acepte ropa de segunda mano.

Puedes soñar en tener un armario gigante (poco probable si vives en una ciudad) o dar un paso más allá y tener un armario virtual con Boxmotions (a domicilio, asequible, cómodo y a un solo click).

calcular-ahorro

Posts relacionados