Diferencias: Trastero de alquiler o Inteligente

Diferencias: Trastero de alquiler o Inteligente

Los datos hablan por sí solos, según el estudio European Self Storage Annual Survey 2019, elaborado por FEDESSA (Federación Europea del Self Storage), el sector de los trasteros y guardamuebles ha crecido en un 13% en el último año.

En concreto, en España, el crecimiento registrado ha sido superior, de un 18%, consolidándose así como el tercer mercado solo por detrás de Reino Unido y Francia.

Y es que en un mercado en crecimiento, los tipos de trasteros de alquiler se diversifican y nacen nuevos modelos de negocio on demand, pensados para responder a las necesidades de la demanda.

Pero, ¿cuáles son las diferencias entre un trastero de alquiler y un trastero inteligente? Te lo contamos:

Los nuevos trasteros: los trasteros inteligentes

Con solamente el 15% de los trasteros convencionales mostrando precios en su web, nuevos servicios como de Boxmotions nacen para solucionar algunos problemas clásicos de los servicios de self storage, como la falta de transparencia en los precios.

Básicamente, los trasteros inteligentes, también conocidos como valet storage, trasteros en la nube o trasteros ‘smart’, nacen con el objetivo de crear una solución cómoda, flexible y adaptada al estilo de vida actual.

Mudanzas, reformas, movilidad laboral o, simplemente, la falta de espacio derivada de los precios y condiciones de la vivienda actual son algunos de los motivos que llevan a los usuarios a necesitar un espacio extra.

¿En qué se diferencia un trastero de alquiler de un trastero inteligente?

Transporte

Sin duda alguna la diferencia principal es el transporte. Y es que mientras en el self storage es el usuario quien debe encargarse de cargar y trasladar sus pertenencias hasta el almacén, en el caso del almacenaje inteligente, este servicio viene incluido en el precio y el usuario no tiene que desplazarse, ganando en comodidad y rapidez.

Cuando queramos almacenar algo, simplemente debemos concertar una cita con la empresa para que vengan a buscarlo dónde y cuándo queramos, y se lo llevarán. En el caso de necesitar algo, solo debemos concertar la entrega a golpe de un solo click.

De esta manera, nos ahorramos tiempo y dinero al no tener que contratar un transporte aparte o transportarlo nosotros mismos. Esto es útil sobre todo si buscamos trasteros en Madrid o trasteros en Barcelona, ciudades donde las distancias son largas y los precios altos.

Planes de precio flexibles

Veremos después por qué los nuevos servicios de trastero smart resultan más rentables, pero uno de los puntos principales en las diferencias entre uno y otro servicio es sin duda la flexibilidad en los precios.

Mientras que en los trasteros convencionales contratamos por espacios, y eso termina traduciéndose en pagar por áreas sin utilizar, en los trasteros smart pagas solo por el espacio que realmente ocupan tus cosas.

En Boxmotions, por ejemplo, puedes escoger una tarifa por metros cuadrados utilizados o por artículo guardado. Además, los operarios se encargan de que tus pertenencias ocupen el mínimo espacio posible.

Así, sabrás en todo momento cuánto cuesta alquilar tu trastero inteligente, mes a mes, en función de lo que tengas guardado.

Empaquetado, carga y descarga

Enfrentarse al almacenaje en un trastero convencional termina pareciéndose a una mudanza: debes ocuparte de empaquetar, de embalar correctamente, de cargar, de descargar… Y, a menudo, terminas sufriendo las consecuencias de problemas tan comunes en estos espacios como las humedades en los trasteros, si no utilizas los embalajes y materiales recomendados.

En el caso de los trasteros inteligentes, es un equipo cualificado el que se encarga de embalar, empaquetar y transportar. Todo, con el material adecuado para preservar tus pertenencias como se merecen y garantizar su integridad durante todo el proceso.

Seguridad y otras situaciones indeseables

Otra de las principales diferencias entre un trastero smart y uno convencional es sin duda la mejoría de la seguridad en los trasteros inteligentes.

A diferencia de los self storage, en los que todo el mundo puede entrar cuando quiera, en los trasteros inteligentes solo el personal cualificado tiene acceso al lugar de almacenamiento, que además cuenta con vigilancia las 24 horas del día.

Al permitir la entrada de todo el mundo, los trasteros convencionales suelen acarrear situaciones como robos o encuentros indeseables.

¿A qué nos referimos? Podemos encontrarnos a otras personas entre nuestras cosas, perder objetos y que nadie se haga cargo, o incluso en Estados Unidos se han dado casos de traficantes de drogas almacenando allí en más de una ocasión.

Catálogo online

Entre los problemas más comunes en los trasteros convencionales está sin duda el perder de vista lo que tenemos almacenado, lo que después de traduce en un extra de tiempo yendo a buscarlo, etc.

En el caso de los trasteros smart, los servicios como Boxmotions ponen a disposición de sus clientes un catálogo online de todas sus pertenencias que incluye fotografías y que puede consultarse con un solo click desde nuestro perfil.

De esta manera, el usuario tiene siempre controlado lo que tiene almacenado y, además, puede ordenar fácilmente la entrega de un artículo en concreto desde la web.

Montaje y desmontaje

Otro de los puntos clave en las diferencias entre un trastero de alquiler y un trastero inteligente es que los segundos incluyen el montaje y desmontaje de muebles por parte del personal cualificado.

También las cajas y el material de embalaje están incluidos, ahorrando al usuario no solo el tiempo de hacerlo, sino los problemas derivados de un mal empaquetado. Mucho mejor que una empresa de mudanzas.

Precio de un trastero inteligente

¿Pero cuál es la ventaja principal entre los self storage y los valet storage? Sin duda, el precio del trastero inteligente.

Y es que, además del tiempo que dejamos de invertir en buscar transporte o transportar, cargar, almacenar o desmontar y montar, el ahorro que conseguimos es importante.

Los trasteros inteligentes cuentan con planes flexibles para que pagues solo por el espacio real que ocupas, o por el número de objetos que tienes almacenado. Puedes comprobarlo en esta calculadora de ahorro.

En definitiva, los trasteros smart nacen para mejorar el servicio del clásico self storage, ahorrando no solo en tiempo y esfuerzo, sino también en dinero.

Pide un presupuesto

Posts relacionados