Consejos para guardar y conservar una colección de canicas

Consejos para guardar y conservar una colección de canicas

Aunque para muchos se trate solo de un juego de niños, lo cierto es que las canicas son un objeto de coleccionismo consolidado.

Desde las llamadas ‘sulfidas’, fabricadas en Bavaria entre 1840 y 1900 y caracterizadas por sus figuras de animales en el centro hasta las fabricadas en masa a partir de 1915.

Lo cierto es que las canicas, más allá de ser ese juego infantil lleno de beneficios (dicen los expertos que ayudan al desarrollo de la motricidad fina o a mejorar la coordinación óculo-manual), forman parte de una cultura de coleccionismo especialmente importante desde la década de los 80.

Como sabrás, en Boxmotions somos expertos no solo en orden sino en almacenaje, por eso después de darte algunos consejos para almacenar y conservar correctamente tus libros, por ejemplo, hoy queremos traerte algunas ideas para guardar y conservar tu colección de canicas asegurando su integridad. Toma nota.

Apúntate a nuestro curso gratuito de orden en casa

¿Cómo y dónde puedo organizar mi colección de canicas?

Una de las preguntas más comunes a las que se enfrenta cualquier persona con una colección de canicas es sin duda cuál es la mejor forma de almacenarlas.

Si te hacen falta ideas en este sentido, toma nota de estas:

  • Bolsas con cierre: sin duda alguna, una de las soluciones preferidas de los más pequeños son las clásicas bolsas pequeñas de tela con un cordel, que permitan cerrarse para que no se pierda ninguna pero que, a la vez, sean de fácil acceso para verlas.
  • Botellas o tarros de vidrio: quienes disfruten de un sistema de almacenaje más visual pueden aprovechar esta idea (que además puede realizarse con materiales reciclados, dándoles una segunda vida), clasificando sus canicas en botellas o en tarros de cristal.
  • Latas: otra idea ‘zero waste’ consiste en hacerse con latas de cualquier tipo y utilizarlas para guardar dentro las canicas. Una solución adecuada para quienes no necesitan un sistema de almacenaje demasiado sofisticado.
  • Cajas con separadores internos: quienes deseen hacerse con una solución de almacenaje para las canicas más adecuada para coleccionismo encontrarán en esta idea su mejor aliado. Las clásicas cajas de plástico con separadores internos que se utilizan en ferretería, pesca o incluso en joyería pueden servirnos para clasificar nuestra colección de canicas atendiendo a aspectos como su forma, color, origen o lo que decidamos.
  • Set de cajones de mesa: relativamente parecido al sistema anterior, otro de los recursos más utilizados por los coleccionistas a la hora de almacenar sus colecciones son sin duda los pequeños sets de almacenaje menor con cajones (como los utilizados por los joyeros en sus talleres, por ejemplo), que pueden servirnos para clasificar la colección de canicas tal y como lo hacíamos en el sistema anterior.

Consejos a la hora de organizar las canicas

Si ya tienes claro el sistema de almacenaje escogido y quieres empezar a organizar tu colección, toma nota de estos consejos.

  1.   Haz un inventario: el primer paso a la hora de guardar cualquier tipo de objeto es sin duda hacer un inventario para saber cuáles son nuestras necesidades exactas de almacenaje.
  2.   Escoge el sistema de almacenaje: teniendo en cuenta todas las ideas mostradas, llega el momento de escoger cuál de ellas encaja mejor con nuestras necesidades.
  3. Una vez clasificadas, es importante etiquetarlas correctamente, sobre todo cuando el envase escogido no es transparente y nos permite ver su interior.

4. Recuerda que si tu colección sobrepasa tu capacidad de almacenamiento, una buena opción es hacerse con un servicio de trastero en el que poder guardarla asegurándonos de que están correctamente protegidas. En este sentido, servicios de valet storage como el de Boxmotions incluyen en su precio un almacén seguro con vigilancia 24 horas.

curso-orden-casa

Posts relacionados