Cómo decorar la zona de estudio

Cómo decorar la zona de estudio

Tanto si eres freelance como si tu objetivo es el estudio, esto te interesa. Y es que crear una zona tranquila y agradable en la que poder trabajar es sin duda un elemento indispensable si queremos ser más productivos y eficaces y, en definitiva, estirar al máximo nuestro tiempo de concentración.

Hoy en nuestro blog te damos algunos tips prácticos para decorar tu estudio. Tanto si dispones de un espacio más amplio como de uno más reducido, estos sencillos consejos te ayudarán a crear una zona tranquila en la que concentrarte y cumplir todos tus objetivos.

Básicos: luz, color y colocación

Seas defensor o no del arte del ‘feng-shui’, lo cierto es que está demostrado que ciertos aspectos como el color o la luz resultan especialmente importantes a la hora de concentrarnos.

En este sentido, el primer paso a la hora de decorar tu zona de estudio será el de escoger el color de las paredes y la iluminación de la zona, además de la posición de los elementos que la conformarán.

area-estudio-decorada

Como podías imaginar, el blanco y los grises son sin duda los colores más recomendables, ya que nos relajan y nos ayudan a concentrarnos. Si optas por el blanco total, sin embargo, deberás tener en cuenta aportar un poco más de color (a poder ser, más cálido, que aumentará la sensación de confort en la zona) en los elementos decorativos o en los muebles.

Si por otro lado tienes la suerte de disponer de luz natural, lo mejor será optar por tonos suaves de verde, verde agua o lavanda, ya que estos nos ayudan a focalizarnos además de incrementar la sensación de bienestar.

Por lo que respecta a la iluminación, siempre será preferible colocar la zona de estudio en un lugar con luz natural, aunque podemos recurrir a lámparas y lámparas de mesa estratégicamente colocadas para facilitar la visión.

La colocación de los muebles es sin duda otro de los aspectos a tener en cuenta. ¿Las reglas básicas? Situarse lo más lejos de la entrada y, a ser posible, sin mirar hacia ella, aunque tampoco completamente de espaldas a ella.

Pocos elementos, pero bien escogidos

planificador-area-estudio

A la hora de escoger la decoración para tu zona de estudio, es preferible escoger pocos elementos –que ayuden a dar sensación de ‘limpio’ a la zona- pero que te reconforten. Invertir en una vela que te gusta, en un planificador semanal especial o en ese bote para lápices son buenas ideas, pero recuerda que se trata de crear un espacio agradable de trabajo, no de un lugar de acumulación de objetos.

¿Un truco que nunca falla? Añadir dos elementos que convertirán tu zona de trabajo en un lugar agradable. El primero de ellos, alguna planta (los cactus son especialmente recomendables si trabajas con el ordenador) que te ayude a hacer más vivo el espacio.

La segunda de las recomendaciones es un elemento planificador que te motive a cumplir tus objetivos. En este sentido, puedes hacerlo de muchas formas: adquiriendo un planificador semanal de escritorio, uno de pared en el que poder ir apuntando y tachando tus tareas o incluso integrarlo en la propia oficina pintando una de las paredes con pintura de tiza o forrándola d corcho en el que poder colgar lo que quieras.

Almacenaje

Sabemos que probablemente no es la parte más divertida a la hora de decorar una zona de estudio, pero te aseguramos que pensar bien en los elementos de almacenaje de la misma no solo te ahorrará muchos dolores de cabeza sino que contribuirá a crear esa sensación de orden tan necesaria para trabajar o estudiar.

Desde cajoneras hasta estanterías, disponer de espacio suficiente de almacenaje será indispensable para concentrarnos en nuestra zona de trabajo.

¿List@ para crear tu zona de estudio?

Posts relacionados