Minimalismo: cómo vivir con menos

Minimalismo: cómo vivir con menos

Menos es más es una conocida frase del arquitecto Mies van de Rohe que escuchamos a menudo, aunque no la apliquemos directamente a la gestión de nuestras pertenencias.

Lo cierto es que a lo largo de nuestras vidas acumulamos más de 300.000 objetos en nuestras casas: 24 electrodomésticos de media, nuestros hijos tienen 238 juguetes, y cada mujer posee 30 outfits cuando hace décadas la media era de 9. En Estados Unidos, los trasteros de alquiler son el negocio inmobiliario que más ha crecido en las últimas cuatro décadas.

objetos-acumulados-casa

Ante esta tendencia por acumular, un nuevo estilo de vida ha llegado para hacernos reflexionar o incluso aplicar ciertos cambios: se trata del minimalismo, cuyo mantra sería algo así como “identifica lo esencial y elimina todo lo demás”.

Y aquí se abre un abanico de retos de todo tipo, incluso extremos, como intentar vivir con 100 objetos durante un año o vestirse con sólo 33 ítems (incluidas las joyas, los zapatos y los accesorios).  Aunque intentar estos retos puede ser estresante y un poco obsesivo, te puntualizamos a continuación algunas reivindicaciones de este movimiento:

Examina tu espacio y haz limpieza

Los minimalistas prefieren vivir en espacios pequeños precisamente porque así acumulan menos y se centran en lo que necesitan. Evalúa tus pertenencias y céntrate en lo que te gusta. Lo que no te aporte nada, déjalo ir.

Plantéate la opción de guardar cajas en tu trastero en la nube. Llénalas de cosas que sean importantes para ti pero que no uses durante todo el año. Será una buena solución de almacenamiento si vives en un espacio pequeño. 
Calcula cuanto puedes ahorrarte con nuestro trastero en la nube

Piensa antes de comprar

No compres impulsivamente. Evalúa racionalmente lo que necesitas. Siempre puedes darte un capricho, pero intenta que haya un equilibrio y que no todas tus compras sean una decisión emocional tipo “me encanta”. Pregúntate: ¿Lo necesito? ¿Lo usaré? ¿Seré más feliz si me lo compro? Si la respuesta es que sí, pregúntate por qué. Este consejo también se traslada a tu espacio de trabajo, en el que será imprescindible mantener el orden, por lo que te vendrá bien saber en qué consiste la metodología 5s y cómo aplicarla en tu oficina.

Compra cosas de calidad

Es mejor comprar cosas de calidad que duren tiempo y no comprar sólo porque algo es barato. Si nos paramos a pensar, compramos muchísimas cosas solo por el hecho de que son baratas, como si estuviéramos perdiendo una oportunidad al no hacerlo. Pero este nunca debería ser un criterio de compra por sí solo.

Invierte tu tiempo en ti

Los minimalistas creen que la acumulación de objetos nos hace perder tiempo que podría ser para nosotros. Cuanto más grande es nuestra casa, más tiempo pasaremos limpiando, sacando el polvo o ordenando. Igual que con la ropa: cuanto más tenemos, más tiempo perdemos planchando, doblando…

No te asocies a lo que tienes

Intenta hacer el ejercicio de no valorar tu vida según tus posesiones. No eres lo que tienes, nunca, ni tampoco eres lo que acumulas. Los objetos deberían ser un medio para tu bienestar personal. Por ejemplo, una tabla de surf es un medio para el goce de una actividad, al igual que un libro. Liberarte de esto puede facilitarte hacer limpieza en casa sin obsesionarte.

Valora qué te aportan los objetos que tienes, pero recuerda todo lo que no se acumula y también tienes: amigos, familia, relaciones… Y sobre todo, sé agradecido por cada una de las cosas que posees, porque este es el primer paso para valorar los objetos y tocar de pies al suelo a la hora de seguir acumulándolos (o no).

calcular-ahorro

Posts relacionados