Cómo conseguir el permiso de obra para tu reforma

Cómo conseguir el permiso de obra para tu reforma

Acabas de adquirir la casa de tus sueños o, quizás, te has decidido a realizar esa reforma que tanto tiempo lleva rondándote la cabeza.

Sea como sea, enfrentarse a una reforma no es tarea fácil y, a menudo, nos sentimos perdidos en cuanto a los pasos a seguir.

En Boxmotions somos expertos en el proceso. Por eso, y tras explicarte las razones por las que debes reformar tu vivienda, hoy queremos ayudarte con el permiso de obra para tu reforma. Toma nota.

Tipos de reforma

Lo primero que debemos tener claro antes de plantear una reforma es saber de qué tipo se trata para, después, poder solicitar el permiso de obra para tu reforma.

  • Reforma de acabados: se trata de las reformas más comunes (al menos por parte de pequeños propietarios) y hacen referencia al cambio de suelos, a los alicatados, a la pintura…. Para realizarlas solo es necesario realizar comunicados de obra, esto es, informar a la administración de las mismas.
  • Reforma con cambios de distribución: cuando hablamos de reformas que modifican la distribución de una vivienda (como convertir el espacio en más dormitorios o cambiar de lugar la cocina) es necesario solicitar una licencia de obras, puesto que la cédula de habitabilidad deberá volver a ser tramitada.
  • Reformas de cambio de local a vivienda: en el caso de que la obra se realice para convertir un local en vivienda de uso común, debe solicitarse una licencia de obras mayor, aunque como veremos esto depende de la legislación vigente en cada provincia o ayuntamiento.
  • Reformas de ampliación: cuando la reforma a realizar implica una ampliación del espacio de la vivienda, el tipo de permiso solicitado suele ser el de licencia de obras mayor.
  • Reformas que afectan a un elemento estructural: en el caso de que la reforma planteada afecte a un elemento estructural como una pared maestra o una viga, será necesario solicitar un permiso de obras mayor.
  • Reformas que afectan a una parte comunitaria: para el último de los casos, que afecta a una parte comunitaria, como las fachadas o las terrazas, es necesario también solicitar una licencia de obras mayor.

¿Por dónde empiezo a preparar la reforma?

A la hora de plantear una reforma, lo primero que debemos saber es que la legislación y los tipos de obra, así como los procedimientos, dependen de cada comunidad autónoma o ayuntamiento.

A partir de aquí, sin embargo, sí podemos seguir esta guía general sobre el proceso.

Solicita información en la Junta Municipal

Básicamente, este primer paso puede servir para situarnos. La Junta Municipal pondrá a nuestra disposición la ayuda de un técnico, quien podrá informarnos con claridad de todos los formularios a rellenar y la documentación necesaria según sea el tipo de reforma solicitada.

Realiza una búsqueda de información en la web de tu ayuntamiento

Y es que a pesar de que te hayas dirigido a la Junta Municipal, la información que puedes recabar en la web de tu ayuntamiento puede ser de gran ayuda. Además, suele estar presentada de una forma clara y sencilla con el objetivo de aportar el máximo de información al ciudadano.

Licencia de ocupación de la vía pública

Es bastante probable que, sea cual sea la reforma a realizar, sea necesario solicitar una licencia de ocupación de la vía pública para realizarla. ¿El motivo? Colocar el saco de escombros o el contenedor necesario.

Debes tener en cuenta que esto no suele estar incluido en el presupuesto de reforma y que, a pesar de que varía dependiendo del ayuntamiento, normalmente se paga una tasa diaria por tiempo de ocupación.

A partir de aquí, y con la ayuda de un técnico de reformas, estarás preparado para empezar el proceso.

Recuerda que si quieres que tus cosas no sufran ningún desperfecto mientras dure el proceso, una buena manera de conseguirlo es protegiéndolas en un trastero durante el tiempo necesario. En Boxmotions ofrecemos tarifas flexibles y la comodidad de recoger tus cosas cuando quieras y donde quieras.

Pide aquí tu presupuesto sin compromiso.

Nueva llamada a la acción

Solicitar la licencia de ocupación de vía pública

Independientemente del tipo de obra que se realice y la licencia que se vaya a solicitar, es más que probable que se necesite una licencia de ocupación de la vía pública para colocar el contenedor o saco de escombros que dé servicio a la obra. Esta licencia suele ser una tasa diaria por cada día de ocupación, que varía en función de cada ciudad, y que no suele estar incluida en el presupuesto de obra.

Algunos Ayuntamientos, como el de Pozuelo de Alarcón o el de Tres Cantos, solicitan una fianza que retienen hasta que se hace entrega de un certificado del correcto reciclaje de los escombros de la obra. Este certificado lo debe entregar el constructor y no suele ser un problema si ha contratado a una empresa seria de contenedores.

Conocer cuánto cuesta la licencia de obras

El coste depende fundamentalmente del tipo de obra que se realice, ya que en unas ocasiones es una cantidad fija, en otras una variable y, en la mayoría de las ocasiones, una combinación de ambas.

Lo más habitual es que la cantidad se abone al solicitar la licencia y, posteriormente, el impuesto sobre instalaciones, construcciones y obras (ICIO) se pague una vez concedida la licencia. El importe suele ser del 4 % del presupuesto de la obra.

Contratar a un técnico

Contar con el apoyo de un técnico para la gestión de la licencia, aun sin ser necesario el proyecto técnico, puede ser de gran utilidad, ya que este conoce a la perfección el procedimiento, los formularios y la manera de completarlos. Por si fuera poco, también se encargará de redactar la breve memoria que se solicite y de ejecutar los planos que pida el Ayuntamiento. Todo ello con la tranquilidad que supone saber que el trabajo lo ha realizado un profesional que estará durante todo el proceso de obtención de la licencia.

Posts relacionados