Guía de uso de las sillitas de coche para los niños

Guía de uso de las sillitas de coche para los niños

Si eres un habitual por aquí ya sabrás que en Boxmotions – además de tratar temas como el almacenaje seguro o el orden – también somos expertos en seguridad. Por eso, tras tratar temas como la seguridad en el colecho, por ejemplo, hoy le toca el turno a uno de los temas que más preocupan a los padres y madres tras la llegada de un nuevo miembro a la familia: la seguridad de los más pequeños en el coche.

Toma nota, porque te contamos todo lo que debes saber para usar las sillitas de coche para los niños.

¿Qué factores debo tener en cuenta a la hora de comprar una sillita de coche para niño?

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de decidirnos por una u otra opción en lo que respecta a las sillitas de niño para coche son los factores que harán que optemos por uno u otro modelo. Estos son:

  • La edad del bebé o niño.
  • Hasta cuándo tenemos previsto utilizar la sillita.
  • En qué sentido de la marcha del coche queremos instalarla (hacia delante o hacia atrás)
  • ¿Cuál es la opción más cómoda y segura para él y para nosotros?
  • Cuál es la facilidad de montaje e instalación
  • Correcta homologación según la legislación de nuestro país
  • ¿Cuál es mi coche?

Y es que este último punto, por ejemplo, determinará enormemente el tipo de sillita que podemos adquirir, sobre todo en cuanto al anclaje de la misma (que puede ser Isofix, el universal; con cinturón de seguridad, con pata de apoyo o ‘top tether’) o incluso en cuanto a espacio disponible, a tipo de asiento y reclinación, etc.

A partir de aquí, toca conocer las distintas opciones disponibles en el mercado.

¿Qué tipos de sillitas para coche existen en el mercado?

A las sillitas de coche infantiles se las conoce como SRI, o lo que es lo mismo, Sistemas de Retención Infantil, y se agrupan en los siguientes tipos:

  • GRUPO 0+: se utilizan a partir de recién nacido y llegan hasta los 13 kg de peso o los 75 cm de altura aproximadamente, lo que correspondería a unos 15 meses.
  • GRUPO 1: ideal hasta los 4 años, llegan hasta los 18 kg o los 105 centímetros.
  • GRUPO 2: hasta los 25 kg, suele utilizarse hasta los 5-6 años.
  • GRUPO 3: hasta el metro y medio de altura aproximadamente y 36 kg ,lo que correspondería a niños de hasta 12 años.

A partir de aquí, el mercado nos permite algunas opciones que se adaptan y agrupan varios grupos, llegando a encontrar algunas que agrupan hasta 3 o 4 grupos a la vez.

Otras cuestiones de uso importante que debes conocer sobre las sillitas de coche para niños

Una vez decididos por uno u otro tipo de sillita atendiendo a estos factores, existen una serie de consejos o advertencias que debemos tener siempre en cuenta a la hora de usar sillitas infantiles para el coche. Estos son:

1- Deberemos respetar siempre los límites de estatura y peso: y es que estos sistemas han sido diseñados para proveer la máxima seguridad atendiendo a esos parámetros, por lo que pierden toda su función si no prestamos atención a este tipo de cuestiones. Para ello, deberemos controlar siempre que la sillita y función que utilicemos responda a nuestras necesidades en ese momento.

2- Consejos generales de seguridad: además de las certificaciones y la homologación de la sillita que adquiramos, es importante tener en cuenta también las recomendaciones generales de las academias y agencias de seguridad de cada país. Por ejemplo, ¿sabías que muchas de estas agrupaciones recomiendan que los niños viajen a contramarcha idealmente hasta los 4 años?

3.- Tiempo de viaje: otra de las recomendaciones generales en cuanto al bienestar de los niños -especialmente de los bebés más pequeños- es la limitación en el tiempo de viaje. Así, por ejemplo, se recomienda que estos no estén sentados más de una hora y media seguida en total, permitiendo hacer paradas con regularidad para que estiren y descansen.

4.- Mucho cuidado con los arneses: y es que uno de los puntos clave a la hora de garantizar la seguridad de los niños en los viajes es sin duda que los puntos de sujeción estén correctamente colocados. Así, deberemos vigilar que no queden torcidos u holgados, que estén colocados correctamente o que, por supuesto, sujeten como han sido diseñados para hacerlo.

Ya lo sabes: con estos sencillos consejos conseguirás que tu hija o hijo viajen en el coche con la seguridad necesaria. Y si un día ya no necesitas la sillita, recuerda que nosotros te la cuidamos hasta que vuelvas a necesitarla.

Pide un presupuesto

Posts relacionados