Vivir en Mini Casas: cuatro historias detrás de este estilo de vida

Vivir en Mini Casas: cuatro historias detrás de este estilo de vida

En países como Estados Unidos o Australia la tiny life es todo un fenómeno que va más allá de vivir en una mini casa. Implica vivir con menos cosas, ser más libre, más sostenible y necesitar menos dinero. Pero también implica mucha dedicación, reparaciones inesperadas, algo de frío, necesidad de organizar bien el espacio.

Pero de fantasear con vivir a lo tiny a realmente hacerlo, hay un gran paso. Entonces, ¿Qué es lo que lleva a la gente a finalmente a cambiar su vida y vivir la tiny life? Estas cuatro historias, diferentes cada una, puede que te lo expliquen:

Jenna y Guillaume: el tecnomadismo

Cansados de los alquileres elevados, de las deudas por los créditos de la universidad y la falta de tiempo para perseguir sus sueños, Jenna y Guillaume decidieron hacer un cambio radical: construir una mini-casa, viajar por América del Norte durante un año y documentar a otras personas llevando vidas alternativas.

Los dos cumplirían sus sueños: ella, escribir. Él, fotografiar. Como buenos tecnómadas.

tiny-house-jenna-guillaume

La tiny house de Jenna y Guillaume

El sueño se hizo realidad a bordo de la llamada Tiny House Giant que construyeron ellos mismos.

La pareja terminó su relación en 2016. Ahora Jenna continúa su aventura y su lema es: living tiny in order to travel the world. Tiene más de 50.000 seguidores en Instagram y lo cuenta todo en su web Tiny House Giant Journey.

Andy y Amber: de sobrevivir a un terremoto a la vida nómada en un autobús

En 2011 un fuerte terremoto en Nueva Zelanda cambió las vidas de Andy y Amber. Estuvieron atrapados muchas horas en un edificio a punto de derrumbarse y sobrevivieron.

Andy fue diagnosticado con trastorno de estrés post traumático y la experiencia les hizo replantearse cómo querían vivir su vida.

Decidieron renunciar a sus vidas materialistas y aposentadas, y compraron un autobús. Lo arreglaron y ahora viajan por Nueva Zelanda con sus dos hijos. Planean que la experiencia sea una forma de vida y no sólo un año sabático. Desde luego tuvieron que aprender a vivir con menos, pero ¿quién dijo que más cosas materiales traen más felicidad?

tiny-houses-andy-amber

Andy y Amber junto a su familia

Brenda Kelly: Convertir contenedores en mini casas

Desde pequeña Brenda soñaba con una vida en miniatura y no se acuerda a qué edad empezó a interesarse por convertir contenedores de transporte en casas. Podrás imaginar cómo cambia la cosa de una casa a un contenedor de transporte, pero en definitiva, cuando se trata de aplicar el minimalismo en la decoración de casa, los principios son los mismos.

Actualmente Brenda tiene su propia empresa de contenedores (IQ Containers Homes) y vive en uno que ella misma ha diseñado. Mide seis metros y, a diferencia de otras mini casas, tiene la cama debajo del salón.
Calcula cuanto puedes ahorrarte con nuestro trastero en la nube

Adrienne y Dave: «mini» jubilación 

Aunque el sueño de vivir sobre ruedas o en una mini casa parece una cosa más asociada a la juventud, la tiny life no tiene edad. Esta pareja decidió vender su casa a su hijo y empezar a vivir en una mini casa para pasar sus años dorados y reducir gastos.

La mini casa mide 7 metros de largo y 2,5 de ancho y está ubicada en los terrenos de la granja que los dos poseen.

Y si te animas a vivir en una tiny house, recuerda que el espacio no tiene que ser un problema. Puedes contar con opciones como trasteros a domicilio, que buscan tus cosas, te las almacenan, y te las entregan cuando quieras.

calcular-ahorro

Posts relacionados