Claves para encontrar la perfecta ergonomía en tu oficina

Claves para encontrar la perfecta ergonomía en tu oficina

¿Has pensado en cuántas horas pasas al día en tu puesto de trabajo? Tenemos una noticia para ti: la mayoría. Por ello, conseguir disponer de un espacio de trabajo cómodo, limpio y ergonómico es clave no solo para nuestro bienestar sino también para nuestra productividad. 

Y es que estudios como el elaborado por Toyota, quienes en los años 60 crearon el ‘Método de las 5S’ consiguiendo aumentar la eficiencia de sus trabajadores, han demostrado por activa y por pasiva la importancia de este punto.

Ya te dimos una serie de claves para decorar tu zona de estudio y trabajo y hoy queremos ayudarte a conseguir la perfecta ergonomía en tu oficina con una serie de tips prácticos que puedes empezar a poner en práctica para disfrutar de una zona de trabajo lo más agradable posible.

¿Qué es la ergonomía en la oficina?

Muy sencillo: son las medidas que ponemos en práctica para diseñar el ambiente laboral con el objetivo de disminuir el riesgo de accidentes, por un lado, o las posibles consecuencias negativas sobre la salud y el bienestar de las personas que trabajan en ellas, por el otro.

Toma nota porque esto te interesa:

Cómo conseguir la perfecta ergonomía en tu oficina

Especial cuidado con la silla que utilizas

Parece obvio, pero este es realmente un punto primordial para conseguir la perfecta ergonomía en la oficina. ¿Cómo es la silla perfecta? Lo mejor es optar por una silla giratoria, con apoyo para los brazos y ergonómicas, o lo que es lo mismo, que se adapten a tu espalda para darte el mayor confort. Recuerda que la columna vertebral debería encontrarse siempre erguida. Además, es importante que el material del que esté fabricada sea transpirable.

Mesa de trabajo

El segundo de los elementos principales es la mesa de trabajo. ¿El truco? Debe encontrarse siempre a la altura perfecta, es decir, a unos 70 cm del suelo aproximadamente. Lo principal, apuntan los expertos, es que nos permita apoyar los codos y deje el espacio suficiente para que piernas y rodillas estén cómodas, para que podamos moverlas con tranquilidad por debajo de la mesa.

Pide un presupuesto personalizado con nosotros

Postura de trabajo

Para conseguir la perfecta ergonomía también existe cierto esfuerzo por nuestra parte. Para evitar posibles lesiones, nuestra espalda debe estar siempre tocando el respaldo de la silla (para garantizar que estamos rectos y no encorvados) y, además, nuestros pies deben tocar al suelo, por lo que no será recomendable sentarse con los pies encima de la silla o con las piernas cruzadas.

Posición de la pantalla

Otro de los puntos clave es la posición de la pantalla de nuestro ordenador, que debe estar alineada con nuestra cabeza, permitiendo un ángulo de visión de unos 35 o 40 grados, con la pantalla inclinada ligeramente hacia atrás, unos 15 o 20 grados aproximadamente.

Ojo con el teclado y el ratón

Y es que los problemas de muñeca son otra de las consecuencias derivadas de una ergonomía incorrecta en la oficina. Para asegurarte de evitar este tipo de problemas, debes poder tener una posición relajada en los codos y tener tus muñecas en posición neutra, a la altura del teclado.

Ya lo sabes: poniendo en práctica estos sencillos trucos podrás evitar problemas de salud en el futuro.

Pide un presupuesto

Posts relacionados