Distribución y Partnership: Estrategias

Distribución y Partnership: Estrategias

Marketing Mix

 

En cualquier plan de Marketing estratégico de una empresa encontramos la conocida teoría de las 4P’s de Jerome McCarthy. De este modo, nació el concepto de Marketing Mix.

 

A modo de resumen, cada P hace referencia a cuatro pilares fundamentales a tener en cuenta: Producto, Precio, Punto de venta y Promoción. Desarrollando en profundidad el Punto de Venta, preaparemos las estrategias de distribución.

Variables del marketing mix

(Fuente: Escuela Marketing and Web)

Distribución

 

Es el transcurso o procedimiento que toma la mercancía desde su producción hasta su último destino. De este modo, y volviendo a la teoría del Marketing Mix, es súmamente importante tener en cuenta la comodidad de acceso al producto por parte del usuario final al igual que la calidad, el precio o la popularidad de este.

 

Para que la distribución llegue a buen puerto, se elaboran diferentes estrategias (planes u organización) para hacer llegar el producto o servicio al cliente final a través de una cadena de distribución.

 

Un canal de distribución es el conjunto de instrumentos que elige una empresa o negocio para el traslado de un producto. Así, este canal busca ser optimizado lo máximo posible tanto en conveniencia (promoción del producto o rapidez por ejemplo) como en precio.

 

Además, los canales de distribución se dividen en directos e indirectos. La principal diferencia es en el canal indirecto en el que se requiere de intermediarios como mayoristas o distribuidores y estos venden a los comerciantes.

Entre las múltiples ventajas encontramos:

 

  • Favorece al transporte de mercancía.
  • Se realiza una estructuración de las ventas.
  • Se consigue comunicar con leads o clientes potenciales.
  • Se obtiene mayor liquidez monetaria.
  • Está actualizado ante los costes del mercado.

 

Tipos de Estrategias de Distribución

 

Según los niveles de influencia y responsabilidad, estos son catalogados de las siguientes formas:

 

Intensiva

 

A groso modo, distibución masiva. Reduce por tanto el coste y se busca cualquier vía para colocar el producto en el destino final. Así, su objtivo final es colocar toda la mercancía que sea posible vender.

 

Entre las ventajas de esta estrategia encontramos la facilidad con la que el consumidor final pueder acceder al producto debido a tener diferentes opciones. Sin embargo, el precio no será uniforme entre los diferentes canales pudiendo producirse una depreciación del artículo así que, no conviene para artículos de una calidad superior.

 

Exclusiva

 

Este tipo de distribución limita el proceso a lugares concretos. De este modo, el artículo se percibe con un valor más alto y con ello, pudiéndose vender a un precio mayor.

 

Favorece por tanto a las marcas, tomándose como únicas y especiales. Sin embargo, los comerciantes deben obtener licencias para poder vender estos productos. Así pues, se pierde conveniencia para el consumidor final al restringir los puntos de distribución.

 

Selectiva

 

Esta estrategia comparte rasgos tanto de la intensiva como de la exclusiva. Por tanto, siempre tiene al menos más de un intermediario aunque estos son elegidos con previo análisis.

 

Conlleva un mayor acceso y una mayor satisfacción del cliente a la vez que no supone depreciar el valor del producto. Sin embargo, la compañía requiere de un esfuerzo mayor.

 

Directa

 

Desde el boom de la pandemia, esta estrategia coge fuerza al pasar al cliente final desde el propio distribuidor o fabricante. Algunos casos de éxito son negocios como Marmota (Colchones), Westwing (Mobiliario) o EVVO Home (Electrodomésticos y gama blanca).

 

Tras el desarrollo de las operaciones y su tecnología, hoy en día la logística para voluminosos ha experimentado un gran avance en cuanto a Experiencia de Cliente se refiere. Anteriormente, los niveles de satisfacción de estas compras y envíos era muy bajo. Sin embargo, hoy en día se consigue poner al cliente en el centro de los procesos con envíos programados y franjas de entrega reducidas en las que el cliente no pierde todo un día esperando la llegada del transportista.

 

 

Partner logístico

 

Por supuesto, las operaciones de nuestros negocios no son tan sencillas como la definición y clasificación de estrategias de distribución. Sin embargo, sí que es relevante conocer a fondo tanto nuestro negocio como las opciones para no concurrir en problemas logísticos posteriores a elegir un proveedor.

 

Por ello, desde Boxmotions recomendamos que analices en profundidad tus capacidades y sepas qué quieres para tu logística o qué necesitas.

 

Algunas de las ventajas de elegir un operador logístico con tecnología propia son las siguientes:

 

  • Reducción de incidencias
  • Precios o costes logísticos más competitivos
  • Mejorar la experiencia del cliente final
  • Incrementar la capacidad de ventas
  • Fidelización de la cartera de clientes actuales

 

Sin ningún compromiso, Boxmotions te ofrece una auditoría o asesoramiento gratuito con alguno de nuestros expertos. Sólo tienes que hacer click en la imagen para facilitarnos tus datos y te llamaremos sin compromiso.

 

AutorJosé Luis Domínguez Escudero

Especialista en Marketing en Boxmotions & Máster en Dirección de Marketing y Gestión Comercial en ESIC

Posts relacionados