Last Mile Delivery, el reto final.

Last Mile Delivery, el reto final.

También conocido como entrega de Última Milla en los mercados hispanos, su puesta a punto es el propósito de muchos empresas ya que permite entregar a cliente final con más celeridad y eficiente. Los resultados de una buena ejecución de entrega de última milla acaban en un mayor índice de satisfacción de clientes y por ende, en un mayor porcentaje de fidelización de estos.

 

Como se biene comentando y anunciando en cada noticia de mes o trimestre, el e-commerce sigue rompiendo barreras. Por tanto, los consumidores proyectamos la comodidad de la compra online en la entrega. Según estudios de Statista y en el artículo sobre la Logística Outbound de Boxmotions, casi el 80% de los españoles no aceptan que su pedido tarde más de 5 días en llegar. 

Desafíos de la Última milla

 

Entre los inconvenientes más frecuentes encontramos tres puntos claves que son siempre resueltos con una formula muy básica, Tecnología + Equipo Humano de calidad.

 

  • Volumen de pedidos. Al realizarse envíos individuales B2C, que contrastan con los altos volúmenes de la logística B2B, los costes aumentan. Sin embargo, una buena planificación ayudada por la tecnología puede optimizar las rutas de entrega y por tanto, reducir los costes.

 

  • Los clientes se pueden equivocar dando sus datos. «Quien tiene boca, se equivoca» es un refrán muy antiguo pero que sigue siendo igual de verdadero. Por variopintos motivos, todos hemos podido cometer el error de dar un teléfono incorrecto o un código postal equivocado. Sin duda, es un inconveniente mayúsculo que suele acabar en una incidencia en la entrega. Por ello, la integración de sistemas tecnológicos propios con herramientas de CRM facilitan el aviso previo a una entrega y por ende, la validación de los datos ya sea a través de teléfono móvil o correo electrónico.

 

  • Infraestructuras o inconveniencias externas. Un atasco, una carretera cortada, falta de aparcamiento… son situaciones que se dan a diarios en la mayoría de las urbes. Estos hechos pueden desenbocar en retrasos de no solo una entrega sino de todas las que le siguen. Es por ello que, además de la ya mencionada tecnología, es necesario un equipo humano de supervisión que asegure y controle cualquier contratiempo en la planificación.

 

Soluciones concretas

 

Como se acaba de mencionar, la formula que resuelva los desafíos que presenta el Last Mile Delivery es simple. Sin embargo, es necesario poder actuar de manera efectiva ante estas situaciones. Entre las herramientas o capacidades que se podrían mencionar destacan tres:

 

  • Entregas programadas. La creación de slots concretos para el usuario no solo significan una menor incertidumbre por su parte sino que, la propia empresa se beneficia de una planificación previa y de su puesta en práctica. A su vez, pueden surgir inconvenientes externos pero como se ha mencionado antes, un equipo de supervisión puede reducir al mínimo las posibles incidencias.

 

  • Equipo de Atención al Cliente. La disponibilidad de una persona que escuche y pueda ejecutar una solución de manera inmediata ayuda a que cualquier incidencia sea percibida como un mal menor. De hecho, el usuario puede percibir con gratitud las llamadas o mensajes originados por una herramienta de CRM en la postentrega para validar que todo está bien.

 

  • Seguimiento en tiempo real. La comunicación y la transparencia reducen al mínimo la incertidumbre tanto del usuario como de la propia empresa. Sin duda, conocer dónde está tu pedido incluso cuando puede haber una incidencia en el tiempo de entrega aumenta exponencialmente la satisfacción del cliente.

 

En conclusión, la comodidad, comunicación y transparencia son tres pilares básicos que cualquier empresa debería de proporcionar a sus clientes.

Si deseas conocer más sobre las opciones que tiene tu empresa para realizar entregas de cualquier producto incluidos voluminosos, no dudes en ponerte en contacto con uno de nuestros asesores de manera gratuita y sin compromiso.

 

AutorJosé Luis Domínguez Escudero

Especialista en Marketing en Boxmotions & Máster en Dirección de Marketing y Gestión Comercial en ESIC

Posts relacionados