Cómo aplicar el minimalismo en la cocina

Cómo aplicar el minimalismo en la cocina

Si has llegado hasta aquí es porque, seguramente, seas una de esas personas (no te preocupes, no estás solo) que tiende a acumular objetos y utensilios y termina viéndose superada por un montón de cosas inútiles que no usa en su día a día y que, además, dificultan el uso de todo lo demás. Uno de los casos más comunes es sin duda la cocina.

Compartimos contigo pasos para aplicar el estilo minimalista en tu cocina, para que disfrutes de un espacio cómodo y que invite a ser usado. ¡Toma nota!

Pasos para ordenar la cocina y conseguir un espacio minimalista

Haz un inventario

Lo primero que debes hacer es sacar todos los utensilios, vajilla, etc. de su sitio y disponerlos de forma ordenada en un lugar visible. Registra todo lo que tienes y, a partir de ahí, estarás listo para la selección.

Selecciona lo que realmente utilizas

¿Cómo decidir lo que se queda y lo que no? Muy sencillo. Empieza por separar aquello que tengas duplicado para, después, descartar todo aquello que no hayas utilizado en el último año.

Una vez seleccionado lo que no quieres, puedes decidir venderlo online, regalarlo o incluso trasladarlo a un espacio externo si no quieres perderlo. Puedes considerar alguna opción de almacenaje extra como un trastero inteligente.Apúntate a nuestro curso gratuito de orden en casa

No te olvides de la iluminación

Para adoptar un estilo minimalista en la cocina es esencial tener en cuenta que debe tratarse de un espacio muy bien iluminado si lo que queremos conseguir es esa sensación de limpio y ordenado.

Además, el uso de colores neutros (como el gris, el blanco o el negro) será sin duda la opción a seguir. Por último, escoge siempre muebles de líneas rectas y superficies y materiales fáciles de limpiar.

Existen muchos materiales nuevos en el mercado que te interesa conocer como el cristal, los acrílicos, el conglomerado o el aluminio, por nombrar solo algunos.

Recuerda que las planchas de acero y el aluminio son los más fáciles de limpiar, por lo que son una opción perfecta para una cocina de este estilo.

Escoge electrodomésticos integrados

Ten en cuenta que el objetivo de una cocina minimalista es dejar a la vista cuantas menos cosas posibles, y así lograr poner orden en la cocina.

Para lograr esto, organizar y distribuir los electrodomésticos en la cocina es clave. Un truco es optar por electrodomésticos integrados como neveras, hornos o lavavajillas son una grandísima opción para este estilo de cocina.

Deshazte de los grandes enemigos de las cocinas minimalistas o al menos, escóndelos.

Con ‘grandes enemigos’ nos referimos a todos esos utensilios que normalmente tenemos por encima de la encimera y que ‘desordenan’ el espacio, tales como arroceras, amasadoras de pan, cafeteras, hervideros, tostadoras y un largo etcétera. La idea es almacenar (y dejar fuera de la vista) cuantos más elementos mejor, por lo que deberemos tener esto en cuenta a la hora de planificar el mobiliario de la cocina.

Utiliza métodos de organización internos

Recuerda incluir separadores en el interior de tus muebles para así mantener siempre el espacio ordenado.

Con estos sencillos trucos podrás disfrutar de esa cocina minimalista tan soñada.

Apuntate a nuestro curso gratuito

Posts relacionados