Contratar un seguro de hogar: cómo hacerlo y documentación

Contratar un seguro de hogar: cómo hacerlo y documentación

Especialmente si acabamos de convertirnos en propietarios de una vivienda, pero también si estamos de alquiler, una de las primeras cosas que debemos hacer es contratar un seguro del hogar.

¿El motivo? Además de que la mayoría de hipotecas especifican la necesidad de la contratación del mismo, los propietarios pretenden con ello protegerse frente a la posibilidad de sufrir un siniestro en la vivienda, tal como un incendio u otro tipo de accidente similar.

Si este es tu caso, toma nota porque te contamos todo lo que debes saber sobre la contratación de un seguro del hogar.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de contratar un seguro del hogar?

  1. Es importante hacer correctamente el cálculo del contenido y del continente para asegurar, así, que en el caso de producirse cualquier siniestro seremos compensados económicamente de la forma correcta.
  2. Atención al límite pactado en la parte de responsabilidad civil: y es que la responsabilidad civil (aquella que afecta, por ejemplo, al hecho de que se precipite cualquier objeto desde nuestra ventana o se produzca una fuga de agua desde nuestra vivienda) es sin duda un punto importante del contrato en el seguro del hogar. Comparar ofertas y ver qué opción incluye una mayor cobertura en este sentido es completamente esencial.
  3. Presta atención a las coberturas complementarias. Y es que a pesar de que la mayoría de seguros incluyen más o menos las mismas coberturas básicas, quizá en nuestro caso resulta interesante añadir algunas coberturas complementarias como la asistencia en el hogar o el atraco en vía pública, por ejemplo.
  4. Otro de los aspectos más importantes es sin duda los posibles periodos de carencia que nuestra póliza puede incluir. Por ello, leer detenidamente el contrato resulta especialmente importante en casos como este.

¿Qué documentación es necesaria para contratar un seguro del hogar?

Una vez revisadas las condiciones de las distintas opciones disponibles y nos hayamos decidido por una de ellas, llega el momento de la contratación del seguro del hogar.

Para ello, deberemos ponernos en contacto con la compañía escogida, quien nos solicitará una serie de documentación necesaria para la elaboración del contrato, tal como los documentos de identidad, listado de objetos de valor a incluir en la póliza o escritura de la vivienda, por ejemplo.

Una vez recibido el contrato, deberemos leerlo con detenimiento prestando especial atención a los datos personales, a la lista de contenido y continente y a todas las condiciones del mismo (haciendo hincapié en los puntos señalados más arriba) para, finalmente, firmarlo y hacérselo llegar de nuevo a la compañía.

Ya lo sabes: siguiendo estos sencillos consejos y, sobre todo, prestando especial atención a todas las condiciones y letra pequeña (así como comparando todas las posibilidades que nos ofrece el mercado) te asegurarás de estar contratando la mejor opción de seguro del hogar posible.

¿Planificando tu mudanza? Usa nuestra checklist y no olvides ni un detalle.

Posts relacionados