Guía paso a paso para dar de alta el gas en tu nueva casa

Guía paso a paso para dar de alta el gas en tu nueva casa

Hoy le toca el turno a una de las tareas más comunes a la hora de entrar en una nueva vivienda: ¿cómo puedo dar de alta el gas en mi nueva casa? ¡Toma nota!

¿Qué debo hacer para instalar el gas en mi vivienda?

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de dar de alta el gas es si se trata de una nueva alta o de un cambio de titular.
Descarga nuestra checklist gratuita y planifica tu mudanza

Si no cuentas con una instalación 

Ponerse en contacto con un instalador de gas autorizado quien, tras facilitarnos el presupuesto correspondiente en función de las particularidades de la vivienda (tamaño de la misma, si existen vecinos alrededor….) y haberlo aceptado, procederá a realizar la instalación y todos los trámites necesarios.

Al finalizar, el instalador nos hará entrega del Certificado Individual de la Instalación de Gas, es decir, el documento que acredita que esa instalación ha sido realizada cumpliendo con la normativa vigente en la zona.

Una vez dispongamos de este certificado, procederemos a contactar con la empresa comercializadora escogida para que den de alta el nuevo suministro.

Si cuentas con instalación de gas 

Contactaremos con la empresa comercializadora escogida. Una vez en contacto con ellos, nos aseguraremos de si será necesario aportar o no el Certificado de Instalación Individual, que en ese caso serviría para acreditar que la instalación se encuentra en las correctas condiciones y que cumple con la normativa de la Comunidad Autónoma en cuestión.

Deberemos tener en cuenta que, en el caso de no disponer del Certificado y haber sido solicitado por la compañía, deberíamos contactar con un instalador de gas autorizado para que venga a hacer la correspondiente revisión y pueda entregarnos ese documento.

¿Qué precio tiene dar de alta el gas en mi vivienda?

En cuanto al precio, de nuevo este depende de si se trata de una vivienda con instalación de gas previa o no. Veamos las diferencias.

Si no cuentas con una instalación 

  1. Derechos de contratación: aquí se incluyen tanto los derechos de alta como los derechos de acometida. En el caso de los primeros, son fijados por la Comunidad Autónoma en cuestión y rondan los 90€ aproximadamente. En el caso de los segundos, los de acometida, solo se deben aportar en las nuevas instalaciones y tienen un precio de unos 130€ aproximadamente.

Si cuentas con instalación de gas previa

Si ha pasado más de 1 año deberemos contactar con el instalador para que nos proporcione el Certificado de la Instalación, lo que tendrá un coste extra.

  1. Si ha pasado menos de un año, solo será necesario que la Inspección Periódica de la Instalación (que se realiza cada 5 años) continúe vigente.
  2. Gastos de los derechos de alta (cuyo precio es igual a los que se pagan cuando la instalación se realiza de 0).

Recuerda procesar todas las bajas de suministros de tu antiguo domicilio, antes de dar de alta el agua, la luz y el gas de tu nuevo hogar.

¿Planificando tu mudanza? Usa nuestra checklist y no olvides ni un detalle.

Posts relacionados