Cómo decorar una tienda de ropa: trucos e ideas

Cómo decorar una tienda de ropa: trucos e ideas

Si eres un habitual por aquí ya sabrás que en Boxmotions, además de amantes del orden en general, también somos amantes de la decoración. Hemos hablado, por ejemplo, sobre los trucos para adoptar el estilo más minimalista en el hogar, pero hoy le toca el turno a tu negocio.

Y es que si has llegado hasta aquí es porque seguramente te veas inmerso (ahora o en el futuro) en la remodelación o decoración de una tienda de ropa.

Compartir es vivir. Por eso, hoy en el blog de Boxmotions vamos a enseñarte cómo sacarle el máximo partido a tu tienda de ropa, tanto a nivel de decoración como para promover las ventas. Toma nota.

Cómo decorar mi tienda de ropa para incentivar las ventas

1. La iluminación, tu gran aliada

Uno de los factores a los que sin duda debemos prestar más atención a la hora de decorar un local de moda es sin duda la iluminación, indispensable no solo para dar el valor adecuado a lo que estamos vendiendo sino para proyectar exactamente aquello que queremos ser.

En general, una recomendación en este sentido es evitar todo tipo de luces que tiendan a los colores verde y amarillo, además, por supuesto, de los fluorescentes, que nunca resultan adecuados a la hora de probarse ropa frente a un espejo.

2. La fachada, tu mejor arma

Parece obvio, ¿verdad? Pues muchas tiendas olvidan este detalle a la hora de iniciar la remodelación del local. Uno de los factores más importantes a la hora de crear una tienda de ropa es invitar a la gente a entrar. Para ello, debemos tener en cuenta algunas reglas básicas como tener el logo siempre visible o utilizar algún elemento que contribuya a llamar la atención de quienes pasen por delante, desde luces hasta flores o plantas decorativas o una buena fragancia que pueda sentirse desde el exterior.

3. Vestir las paredes

A la hora de escoger una buena opción para tus paredes, además del blanco que siempre es una apuesta segura (y resulta especialmente recomendable en locales pequeños, puesto que ayuda a aumentar la sensación de amplitud), una buena opción es aplicar en algunas de las paredes un papel pintado, ya que además de ser un elemento decorativo y contribuir a proyectar la imagen del establecimiento que queremos también nos ayuda a crear esa sensación de ‘hogar’ tan deseada cuando queremos que nuestros clientes se sientan como en casa.

4. Presta especial atención a la entrada y a los pequeños detalles

De la misma forma que ocurre con el escaparate, otro de los elementos a los que debemos prestar especial atención es sin duda la entrada de la tienda, que debe ser capaz de comunicar claramente quién somos y qué tipo de producto vendemos.

Asimismo, los pequeños detalles también marcarán la diferencia en gran medida: desde la iluminación de la que ya hemos hablado hasta los maniquíes o las perchas utilizadas.

Define primero cómo quieres ser percibido como negocio y, a partir de ahí, inspírate en la red para coger algunas ideas y adaptarlas a tu propio estilo.

Y recuerda que si lo que te interesa es darle otro aire a tu hogar, aquí tenemos algunos tips prácticos para decorarlo.

calcular-ahorro

Posts relacionados