Consejos para crear tu propio despacho en casa

Consejos para crear tu propio despacho en casa

Si estás pensando en embarcarte en el mundo del autónomo o en trabajar desde casa mediante la opción del teletrabajo, seguramente te surjan un montón de dudas al respecto, tanto sobre cómo montar tu oficina en casa como sobre las ventajas  y desventajas que presenta esta opción.

En este mismo blog encontrarás algunos artículos que podrían resultarte de interés en este momento, como el dedicado a las claves para encontrar la correcta ergonomía en tu oficina, pero hoy le toca el turno a la eterna pregunta: ¿Cómo creo mi propio despacho en casa?

Y es que aunque tu espacio vital sea más bien pequeño (aquí te damos unos cuantos consejos para decorar espacios de tamaño reducido), lo cierto es que la oficina en casa puede ser una opción muy válida. Te contamos por qué y cómo ponerte manos a la obra.

¿Cuáles son las ventajas de montar mi oficina en casa?

Empezando por la parte más positiva del asunto, vamos a enumerar para ti las ventajas de montarte un despacho en casa.

  1. Ahorras dinero: y es que el tener que buscar un espacio a parte supone un gasto extra además del alquiler. Asimismo, si consigues que en el contrato de tu piso o casa se especifique que realizas allí cualquier tipo de actividad laboral, podrás desgravarte una parte de la electricidad, la factura de Internet, etc.
  2. No estás atado a unos horarios: y es que, siendo tú quien maneja tu flujo de trabajo, puedes distribuir tu tiempo como quieras.
  3. Puedes crear un espacio a tu medida y adaptado a tus necesidades, tal y como veremos un poco más adelante.

¿Qué desventajas tiene montar mi oficina en casa?

  1. Se trata de un arma de doble filo, y es que si bien es cierto que puedes manejar tus horarios de trabajo según te convenga, en ocasiones la falta de rutina en este sentido puede hacer que terminemos comiéndonos horas de descanso u ocio por culpa del trabajo.
  2. La falta de contacto con otras personas puede terminar afectándote: por eso, muchas personas que trabajan en casa terminan optando por un espacio de co-working o se ven en la necesidad de hacer verdaderos esfuerzos para ‘suplir’ esas horas de sociabilización con otras actividades.

¿Cómo puedo montar mi oficina en casa?

Si teniendo en cuenta estas ventajas y desventajas todavía piensas en montar tu oficina en casa, toma nota de estos consejos para empezar a crear un espacio de trabajo útil, ordenado y, sobre todo, en el que puedas ser productivo.

  • Medita bien cuál es el espacio más adecuado: para ello, deberás tener en cuenta factores como la ventilación, la iluminación, si existe luz natural o no, si es un lugar ruidoso, si es apto para trabajar a todas las horas del día, si dispones de buena conexión a Internet, etc. Cuando lo encuentres, ten en cuenta que aunque no dispongas de una habitación exclusiva para ello (lo que supondría la opción ideal), todavía puedes crear un buen espacio de trabajo.
  • En este sentido, si tu oficina no puede estar situada en una habitación a parte, ten en cuenta que deberás colocar la mesa sin distracciones, aunque podrás añadir algún elemento decorativo para que el espacio no sea demasiado frío e invite a ponerse a trabajar allí.
  • Presta especial atención con los básicos: y es que la mesa y la silla de trabajo son sin duda las partes más importantes. Deberán ser cómodas y estar a la altura adecuada y, en el caso de la silla, de un material transpirable y que permita apoyar los brazos para asegurar una correcta postura durante toda la jornada de trabajo.

No olvides el espacio de almacenaje: y es que tan importante como la silla o la mesa es el sistema de almacenamiento que hará que tu espacio de trabajo no se convierta en un caos a la mínima y que, por tanto, seas capaz de mantener siempre la comodidad que necesitas para trabajar.

calcular-ahorro

Posts relacionados