Ideas para tener la despensa ordenada

Ideas para tener la despensa ordenada

Lo sabemos: junto a los armarios, las despensas y las cocinas son sin duda una de las partes de la casa que parece costar más mantener ordenadas. Seguramente, porque se trata de áreas de la casa a las que accedemos diariamente, incluso más de una vez al día.

Como sabrás, en Boxmotions –además de ser expertos en orden y creer que un hogar ordenado es sinónimo de un hogar feliz,  también queremos ayudarte a conseguirlo a través del contenido de nuestro blog.

Por ello, después de contarte, por ejemplo, cómo mantener el orden en la cocina o cómo organizar la nevera para que no se estropeen los alimentos, hoy le toca el turno a otra de las áreas sin duda más problemáticas: la despensa.

Toma nota de nuestros trucos para organizarla.

¿Cómo organizar mi despensa?

1.    La limpieza inicial es necesaria

A la hora de organizar la despensa sin suda es partir de una base limpia y ordenada. Para ello te recomendamos sacar todos los productos de la misma para limpiarla profundamente, deshacerte de todo aquello que necesitas o que está caducado y empezar de nuevo.

En este sentido, y si tu cocina parece a veces un ‘cajón de sastre’ en el que todo se acumula, recuerda que servicios de valet storage como el de Boxmotions pueden ser la solución al problema. ¿Dispones de muchos utensilios de cocina que prácticamente no utilizas pero de los que no quieres deshacerte? Solo tienes que pedirnos que los recojamos cuando nos digas y donde nos digas para llevarlos a nuestro almacén seguro. Cuando los necesites de vuelta, simplemente deberás acceder a tu perfil para solicitar la entrega. De nuevo, cuando quieras y donde quieras. ¡Así de fácil!

Apúntate a nuestro curso gratuito de orden en casa

2. Distribución en la despensa

A la hora de organizar la despensa (y sobre todo, de mantenerla ordenada) uno de los puntos más importantes es sin duda la distribución de todos los elementos.

En este sentido, una buena regla a seguir consiste en poner aquellas cosas más pesadas abajo y las más ligeras en los estantes de arriba. Además, ten en cuenta que aquellos alimentos que más utilices deberán estar siempre en los frontales para evitar desordenar la despensa cada vez que los necesites.

3. Organización de la despensa

Tanto si optamos por contar con una despensa abierta como una cerrada, un buen truco para garantizar que esta esté siempre ordenada es hacernos con contenedores y cajas de los mismos tamaños, que harán que todo sea más harmonioso visualmente. Tarros de cristal, cajas con tapa, dispensadores… date una vuelta por la red y, con tu lista de necesidades en la mano, escoge la mejor opción para ti.

Además, recuerda que deberás etiquetar correctamente cada uno de estos organizadores incluyendo, si es necesario, la fecha de caducidad de los alimentos.

¿Otro buen truco? Optar por envases transparentes que nos permitirán ver cómo vamos de subsistencias.

4. Limpieza de la despensa

A la hora de limpiar la despensa, una buena guía es hacerlo una vez cada dos semanas aproximadamente.

Si quieres ponerte la vida más fácil, un buen truco es forrar las estanterías o las baldas de madera con algún tipo de recubrimiento de plástico, del que después podremos quitar la suciedad fácilmente con un paño húmedo.

Además, y si queremos evitar tirar alimentos por problemas de caducidad, deberemos pensar siempre en colocar lo nuevo que compremos en la parte de atrás, o incluso de apuntarlo en una pequeña pizarra que también puede servirnos para llevar la cuenta de lo que necesitamos.

Con estos sencillos trucos y un poco de imaginación conseguirás tener la despensa de tus sueños: eficiente y, sobre todo, ¡organizada!

Apuntate a nuestro curso gratuito

Posts relacionados