Cómo organizar o distribuir los electrodomésticos en la cocina

Cómo organizar o distribuir los electrodomésticos en la cocina

Cuando estás envuelto en una reforma de la cocina o en una mudanza, te pueden asaltar un mar de dudas: ¿cuál es la forma más práctica de colocar todos los elementos? ¿Qué es lo que realmente necesito y qué es lo que no?

Hoy te contamos cómo debes organizar y distribuir los electrodomésticos y todos los elementos de tu cocina. ¡Toma nota!

¿Cómo colocar los electrodomésticos en mi cocina?

Ocúpate del triángulo de oro

La primera recomendación que podemos darte es que el llamado ‘triángulo de oro’ de la cocina (fregadero, cocina y frigorífico) deberían situarse relativamente cerca para hacer que la preparación de las comidas sea lo más rápida y cómoda posible.

Lavavajillas

Por lo que respecta al lavavajillas, este debe estar situado cerca del fregadero por una cuestión técnica, y es que deberá tener fácil acceso a la toma de agua de la cocina.

Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de distribuir nuestra cocina es dejar espacio a ambos lados de la zona de los fuegos o la vitrocerámica y de la zona de lavado. ¿El motivo? Evitaremos posibles accidentes, acumulación de agua o suciedad.

Microondas

Otro de los elementos clave en una cocina puede ser el microondas. Puede colocarse sobre la superficie de trabajo, esto es, la encima, o incluso suspendido a más altura en un soporte.
Apúntate a nuestro curso gratuito de orden en casa

No te olvides del triángulo de trabajo

Si hablamos de ‘triángulo de oro’ en cuanto a las instalaciones básicas de una cocina, hablamos también de ‘triángulo de trabajo’, refiriéndonos a la zona de cocción, la de lavado y la de almacenamiento. ¿Cómo colocarlas? Muy sencillo, deberían formar un triángulo en el que cocción y lavado estén en la misma línea o formando un ángulo de 90º.

La basura

Es importante también tener en cuenta dónde colocar nuestra basura a la hora de distribuir nuestra cocina. La clave es muy sencilla: especialmente la orgánica debe ir colocada muy cerca de la zona de cocción, ya que esto nos ahorrará mucho tiempo a la hora de cocinar, por un lado, y evitará ensuciar en exceso.

Pequeños electrodomésticos

El último tip tiene que ver con los pequeños electrodomésticos, y es que a menudo son los responsables de quitarnos demasiado espacio en nuestro día a día.

Y es que si eres de los que se hacen con un montón de gadgets de cocina (exprimidor, tostadora, cafetera, calentador de leche, hervidor de agua, yogurtera, panificadora…) lo mejor es que escojas aquellos que utilizas diariamente y les reserves un lugar en la encima (con sus correspondientes tomas de corriente) y guardes aquellos de uso más ocasional ocultándolos en las zonas de almacenaje para así conseguir liberar el máximo de espacio posible.

Algunos consejos estéticos a la hora de distribuir la cocina

Libera la encimera

Coloca los muebles altos en una misma pared y aprovecha al máximo el espacio vertical. Esto nos ayudará a mantener el orden en la cocina (y ni hablar de la limpieza).

Escoge muebles panelados, que le darán un toque de elegancia a tu cocina.

Cuidado con la colocación de tu horno

Aunque esta de moda en la pared, en muchos casos puede resultar una opción mucho mejor situarlos debajo de los fogones para así poder ahorrar espacio.

Reserva un área de tránsito

La cocina es uno de los lugares más populares de la casa. Así que no te olvides de crera un espacio en el que puedas tener tu comando familiar.

Ya lo sabes: con un poco de planificación puedes conseguir la cocina de tus sueños.

Apuntate a nuestro curso gratuito

Posts relacionados