Ideas para guardar, organizar y almacenar tus libros sin daños

Ideas para guardar, organizar y almacenar tus libros sin daños

Si eres un amante de la lectura como lo somos en Boxmotions, seguramente te hayas visto en la tesitura, en más de una ocasión, de tener que almacenar tu colección de libros. Sin embargo, muchas veces no sabemos cómo hacerlo de la forma más óptima, garantizando que no se dañen, por lo que hemos pensado que darte unas cuantas ideas para guardar, organizar y almacenar tus libros podría resultarte de gran ayuda.

Y es que si de algo somos fanáticos en Boxmotions es del orden, ya sea en el dormitorio, en el espacio de almacenaje de un canapé o en cualquier otro lugar de casa. Hoy les toca el turno a los libros. Toma nota.

Apúntate a nuestro curso gratuito de orden en casa

¿Cómo guardar y organizar los libros para que no se dañen?

  1. Para evitar que se deformen, intenta mantenerlos siempre de pie, formando un ángulo recto y colocándolos uno al lado del otro.
  2. En este sentido, es importante evitar que los libros ejerzan presión entre ellos. Por ello, si los tienes almacenados en una estantería deberás ir siempre con cuidado de colocarlos de forma en que puedan sacarse deslizándose sin problema.
  3. Si vas a escoger almacenarlos en cajas, mejor que estas sean pequeñas o de tamaño mediano. Además, deberán estar completamente limpias y cerrarse con seguridad para evitar la entrada de insectos o de polvo, por ejemplo.
  4. Para evitar que las páginas amarilleen, especialmente en aquellas ediciones más antiguas o encuadernadas con cuero, envuélvelos con un papel libre de ácido que evitará la transferencia de manchas.
  5. De nuevo, si los almacenas en cajas lo mejor es llenarlas con libros de varios tamaños. En este sentido, si quedan espacios vacíos lo mejor es rellenarlos con plástico de burbujas y, sobre todo, cerrarlos bien. De esta forma evitaremos que se dañen con golpes a la hora de ser transportarlos.
  6. Si recurres a las cajas, recuerda realizar un inventario de los libros que incluyes en cada una de ellas, colocándolo en el exterior de la misma de forma bien visible para evitar tener que abrirlas todas cuando busquemos uno en concreto.
  7. Si por el contrario decides almacenarlos en una estantería, recuerda que estos no deberían estar expuestos a demasiada luz, ya que esta puede dañar y deteoriorar sus cubiertas. Asimismo, deberás tener especial cuidado también con la humedad, procurando siempre colocarlos en una zona lo más seca posible.
  8. A la hora de limpiarlos, cuando ya estén almacenados, deberemos ir con especial cuidado con el polvo, algo que tiende a acumularse en las bibliotecas. Para eliminarlo, jamás recurriremos a trapos húmedos sino a plumeros o a trapos secos que nos ayuden a retirar todos los restos.
  9. Si te decides a forrarlos de alguna manera, olvídate de las bolsas de plástico ya que impiden que el papel respire y, por lo tanto, lo deteriora. Además, ese forro debería ser de un color más bien claro, ya que el oscuro podría transmitir ácidos y deteriorarlos.
  10. Apúntate a una revisión anual: asegurarte de que no hayan acumulado polvo, abrirlos y oxigenarlos son algunas de las claves que garantizarán que tu pequeño tesoro de libros se mantenga en el mejor estado durante el máximo de tiempo posible.

Apuntate a nuestro curso gratuito

Posts relacionados