Cómo aplicar la psicología del color a tu casa u oficina

Cómo aplicar la psicología del color a tu casa u oficina

Como sabrás, en Boxmotions somos defensores de que la paz mental en el hogar es indispensable para ser felices.

Por eso, además de ofrecerte un servicio de valet storage lleno de comodidades, también te ayudamos, a través de nuestro blog, a conseguir el orden que tu casa necesita.

Después de darte algunos trucos de decoración para aprovechar el espacio en espacios pequeños o contarte todo lo que tienes que saber sobre minimalismo en el hogar o decoración retro-vintage, hoy le toca el turno a uno de los temas pendientes para muchos amantes de la decoración: cómo aplicar la psicología del color en tu casa o en tu oficina. Toma nota.

¿Qué papel juega el color de las paredes en la decoración?

Aunque te parezca mentira, está demostrado que el color influye directamente en nuestro estado de ánimo, ya que son capaces no solo de transmitirnos información sino de producirnos todo tipo de sensaciones.

De hecho, una investigación llevada a cabo por la socióloga y psicóloga alemana Eva Haller demostró que se produce una interacción entre los colores y los sentimientos de las personas.

¿Quieres saber cómo aprovechar esta teoría en la decoración de tu casa o tu oficina? Te lo contamos.

¿Qué colores son los más adecuados para pintar mi casa?

  1. Si buscamos armonía: los tonos blancos y azulados son sin duda los más adecuados ya que aportan luz y positivismo.
  2. Si buscamos optimismo, el amarillo es un tono adecuado, aunque no se recomienda utilizarlo en el dormitorio puesto que puede interferir con nuestro descanso. Aplicar algunos toques en baños, cocinas o incluso en el salón puede ser una buena idea.
  3. Si lo que buscamos es concentración, en espacios como la oficina, por ejemplo, los tonos verdosos son sin duda la opción perfecta.
  4. Aquellos que quieran crear un espacio femenino y espiritual deberán optar por lilas y tonos rosados.

Finalmente, debemos tener en cuenta que otros colores más llamativos como el rojo, el naranja u otros colores muy vivos deberían quedar relegados a pequeños espacios o toques de decoración, pero nunca girar entorno a ellos la decoración de nuestro hogar.

¿De qué color debo pintar mi oficina?

A la hora de decorar la oficina, los tonos neutros como el blanco, el gris o el beige son los preferidos, ya que ayudan a iluminar las estancias y, además, nos proporcionan la paz y el equilibrio necesarios para trabajar.

Además, y si queremos aplicar un poco de color en la decoración, los tonos verdosos serán siempre los preferidos por encima de otras opciones, ya que según la psicología del color favorecen la concentración por lo que son perfectos para crear un espacio de trabajo adecuado.

Con estos sencillos trucos serás capaz de crear un entorno agradable. Además, no olvides echar un ojo a nuestras recomendaciones de libros sobre decoración, que podrán darte algunas ideas más.

Nueva llamada a la acción

Posts relacionados