Trucos para ahorrar electricidad en casa

Trucos para ahorrar electricidad en casa

Si estás al cargo de los gastos generales de tu hogar seguramente te hayas dado cuenta ya de que, año tras año, lidiamos con facturas de electricidad cada vez más altas. De hecho, la noticia de que el precio de la luz alcanzaba máximos anuales (con el consecuente aumento de la factura) llegaba en agosto de 2018, motivada al parecer por la conjunción de varios motivos como la escasez de lluvia y viento, el crecimiento del precio de los combustibles fósiles o la mayor demanda de electricidad.

Sea como fuere, los motivos económicos no son los únicos para plantearse un ahorro de la electricidad y en general de la energía en casa, también debemos tener en cuenta los factores medioambientales.

¿Cómo ahorrar electricidad en casa?

1.- Revisa todas las bombillas de tu casa.

¿Sabías que las lámparas halógenas consumen hasta 10 veces más electricidad que las de bombillas de bajo consumo o led? Su precio es algo más elevado, pero se trata de una inversión a largo plazo que nos permitirá ahorrar en la factura. Además, su vida útil es mucho mayor, llegando a durar hasta 10.000 horas de consumo.  

2.- Recuerda desenchufar las cosas cuando no estés utilizándolas.

Y es que sabemos que no podemos prescindir del frigorífico, pero no resulta rentable tener todos nuestros cargadores, lámparas y demás pequeños electrodomésticos siempre enchufados cuando no los estemos usando.

3.- Hazte con electrodomésticos de clase A.

De nuevo, se trata de hacer una inversión de futuro. Y es que seguramente no lo sepas, pero este tipo de electrodomésticos, aunque generalmente son de precio un poco más elevado, consumen aproximadamente un 70% menos que otros modelos de clase medida. En este sentido, elementos como el frigorífico (que está siempre enchufado) debería pertenecer a esta clase.

4.- Revisa tu tarificación teniendo en cuenta tu consumo.

¿Sabías que existen tarifas con discriminación horaria? Simplemente, revisa cuando se dan tus picos de consumo y compara ofertas para saber si se trata de una opción interesante para ti.

5.- Hazte con un programador.

Con este podrás programar ciertos electrodomésticos (como la lavadora o el lavavajillas, por ejemplo) para que funcionen durante las horas de tarifa reducida.

6.- Valora la posibilidad de solicitar una auditoría energética.

Y es que especialmente si tu casa o piso es de propiedad, este tipo de asesoría -aunque supone un gasto extra inicial- puede ayudarnos a disminuir notablemente nuestro consumo energético. Básicamente, se trata de un estudio que normalmente no dura más de un par de horas y que servirá para señalar las zona de casa donde podría darse un ahorro de energía llevando a cabo algunas medidas y cambios.

7.- Mucho cuidado con el frigorífico.

Y es que además de vigilar si posee una calificación energética adecuada, existen pequeños trucos que podemos poner en práctica, como asegurarnos de que la parte trasera está siempre limpia (esto le ayudará a trabajar con menos ‘esfuerzo’, y por lo tanto, con menor consumo de energía), ajustar el termostato a una temperatura de unos 5ºC en el frigorífico y de -18ºC en el congelador, o no introducir nunca alimentos calientes, ya que si los dejamos atemperar previamente estaremos ahorrando energía.

Ya lo sabes. Con unos sencillos trucos puedes reducir notablemente tu consumo de electricidad en casa. ¿Lo ponemos en práctica?

¿Planificando tu mudanza? Usa nuestra checklist y no olvides ni un detalle.

Posts relacionados