Hazlo tú mismo: trucos para pintar tu casa como un profesional

Hazlo tú mismo: trucos para pintar tu casa como un profesional

Lo sabemos: te has mudado o estás reformando tu casa, toca pintar la casa y no sabes por dónde empezar (o si pagar por ello o no). Y es que además de tomar decisiones en cuanto al color, escoger la fecha, etc. cuando nos enfrentamos a este tipo de situaciones nos asaltan un montón de dudas: ¿seremos capaces de conseguir un buen acabado? ¿No sería mejor contratar a un profesional para realizar este trabajo?

Hemos pensado que sería una buena idea darte una serie de trucos para conseguir que tu casa quede pintada como si fuera un profesional quien lo hubiera hecho. ¡Toma nota!

Trucos para pintar tu casa

Planifica

El paso más importante a la hora de ponernos a pintar nuestra vivienda es la planificación previa. Para ello, deberemos tener en cuenta el orden en que pintaremos, además de despejar al máximo las estancias que vayamos a pintar.

Hazte con todo el material necesario

Es indispensable que cuentes con materiales para cubrir (el plástico es lo más común, aunque puedes recurrir también a sábanas viejas que vayas a tirar, por ejemplo), con cinta de pintor (para tapar todas aquellas zonas que deban quedar lejos del alcance de la pintura), papel de periódico, masilla, lija, rodillo de varios tamaños, cubos, espátula y por supuesto la pintura escogida.

En este sentido, un buen consejo es utilizar un rodillo antigoteo de unos 20 cm. para paredes y techos, además de contar con un alargo que nos permita llegar a todas las zonas posibles sin necesidad de subirnos a una escalera.

Por lo que respecta a la cantidad de pintura necesaria, el cálculo es muy sencillo: solo deberemos medir los metros cuadrados de la estancia midiendo la altura desde el suelo hasta el techo para contar así con los metros totales de cada pared.
Descarga nuestra checklist gratuita y planifica tu mudanza

Prepara las paredes

Antes de ponernos a pintar, deberemos proceder a arreglar todos los desperfectos que pueda presentar la pared. Para ello deberemos lijarlas bien, limpiar todo el polvo y masillar si fuera necesario. En el caso de contar con papel pintado, solo deberemos retirarlo y lijar para continuar después con la masilla (es recomendable dar varias capas antes de la pintura).

Prepara la superficie

Deberemos preocuparnos de cubrir todos los muebles o elementos que puedan ser susceptibles de ser manchados. La cinta de pintor deberá ser aplicada en zócalos, en las puertas y sus marcos y en las esquinas de los techos, además de en interruptores. Por último ,¡no te olvides de los suelos!

¡A pintar!

A la hora de ponernos a pintar, deberemos comenzar por el techo y, además, deberemos empezar por las zonas que se deban pintar con brocha para después proceder con el rodillo. Una vez pintado el techo, las paredes deberán pintarse enteras y de arriba abajo.

Segunda capa e imperfecciones

Para acabar, y pasadas aproximadamente 10 horas, podremos proceder a dar la segunda capa en el mismo orden y a arreglar posibles desperfectos causados al arrancar la cinta de pintor.

Con estos sencillos trucos, ya estás preparado para pintar tu vivienda como un profesional.

¿Planificando tu mudanza? Usa nuestra checklist y no olvides ni un detalle.

Posts relacionados