Cómo se usan las bolsas al vacío para guardar ropa

Cómo se usan las bolsas al vacío para guardar ropa

El temido cambio de armario es uno de los momentos más estresantes de la temporada, especialmente cuando el cambio se realiza de invierno a verano, ya que nos vemos obligados a almacenar un montón de ropa que ocupa mucho espacio y, en ocasiones, nos encontramos con que hemos acumulado mucho más de lo que tenemos espacio para almacenar.

Una de las ideas que podemos poner en práctica a la hora de almacenar nuestra ropa de invierno es recurrir a las bolsas al vacío. Aquí va una guía paso a paso para utilizarlas como es debido. ¡Toma nota!

Guía paso a paso para usar bolsas al vacío para guardar la ropa

Paso 1: selecciona la ropa que guardarás

Lo primero es decidir qué vamos a almacenar en bolsas al vacío. Nuestra sugerencia es que escojas la ropa que ocupe mayor espacio, como edredones, abrigos pesados, zapatos y suéteres. Si no puedes almacenar todo en bolsas al vacío, el resto puede ir a tus cajones de ropa.

Paso 2: hazte con las bolsas

Actualmente puedes encontrar bolsas para guardar ropa al vacío en un montón de establecimientos: desde ferreterías a bazares pasando por establecimientos online. Nuestra recomendación es que calcules primero cuántas vas a necesitar y, después, recurras a las opiniones online para saber cuál es su calidad. Es preferible invertir y no tener que comprar doble en un tiempo.

Paso 3: coloca las bolsas

Con el objetivo de llenarlas de forma óptima, coloca cada una de las bolsas en un lugar donde puedas llenarlas con facilidad, como encima de una mesa o la cama o incluso en el suelo. Fíjate en dejar la parte derecha boca arriba donde la indicación de ‘llenar hasta aquí’ sea fácil de leer.

Paso 4: dobla con cuidado cada uno de los artículos elegidos

A la hora de doblar lo que tengamos que guardar, recuerda hacerlo pensando en que estos ocupen el mínimo de espacio posible, lo más planos posible.
Calcula cuanto puedes ahorrarte con nuestro trastero en la nube

Paso 5: introduce los artículos en la bolsa al vacío y ciérrala

A la hora de llenar las bolsas es importante mantener el doblado original para así aprovechar al máximo el espacio. Además, recuerda no llenarlas nunca más de lo permitido o de lo contrario las bolsas podrían abrirse y echarse a perder.

Una vez llena cada una de las bolsas, procede al cierre de las mismas. Para ello, deberás sujetar con cuidado de cada uno de los extremos aplicando en cada una de las pasadas cada vez más presión, asegurándote de que se cierran correctamente.

Paso 6: toca envasar al vacío

Para envasar al vacío, lo primero que deberás hacer será desenrocar y colocar tu pulgar sobre la marca debajo de la rueda. Abre la tapa hacia arriba y, cuando veas la válvula, coloca la manguera de tu aspirador en el orificio, abarcando toda la rosca. Acciónala y deja sin aire el interior de la bolsa.

Cuando veas que el sonido de la aspiradora cambia y la bolsa parece no tener más aire dentro, quita la manguera y, rápidamente, cierra la rosca de seguridad para evitar que entre la mínima cantidad de aire posible.

Y si tienes poco espacio en casa, puedes enviar tus bolsas de ropa a Boxmotions, nosotros las buscamos, las almacenamos, y te las devolvemos cuando quieras.

Pide un presupuesto

Posts relacionados