Siete consejos útiles para irse a trabajar al extranjero

Siete consejos útiles para irse a trabajar al extranjero

En primer lugar toca felicitarte por superar el primero de los retos cuando pensamos en mudarnos a trabajar en el extranjero: ¡has tomado la decisión! Y es que irse a trabajar y viajar al extranjero está más que bien visto.

Pero ¿por dónde empezar a planificar nuestra marcha? Tantas y tantas cosas que tener en cuenta: el piso, el trabajo, tus cosas, tus papeles, tus bancos…. Hemos pensado en crear para ti una pequeña lista de to do’s que te servirá para planificar tu marcha para trabajar al extranjero sin morir en el intento. ¡Toma nota!

Conoce los requisitos de cada lugar 

 

¿A qué nos referimos? A temas como el visado (si lo necesitas), por ejemplo. Y es que si te has decidido por un país de la Unión Europea y resides en España, por ejemplo, no será necesario este trámite, aunque si por el contrario te vas a trabajar a Nueva Zelanda, deberás tener en cuenta toda la burocracia de este proceso. Apúntalo en tu lista de quehaceres bien arriba.

Además, en esta fase es importante recabar tanta información como sea posible sobre el lugar que será tu nuevo hogar: ¿dispondré de cobertura médica? ¿necesitaré seguro médico privado? ¿requeriré vacunarme? ¿podré convalidar mi titulo universitario?

Sabemos que son un montón de preguntas, por lo que hablar con otras personas que hayan vivido lo mismo que tú podría ser una buena manera de encarar esta fase.

Una buena práctica, es buscar en Facebook aquellos grupos que estén viviendo en el país donde te vas a mudar como “ Españoles viviendo en Londres” o “Españoles en Irlanda” o cualquiera sea tu nacionalidad y cualquiera sea tu nuevo lugar. En este tipo de grupos, encontrarás información de la documentación necesaria que deberás llevar contigo como también todos los trámites a realizar para poder vivir en el extranjero.

 

Calcula cuanto puedes ahorrarte con nuestro trastero en la nube

Estudia el idioma del país

 

En caso que te fueras a vivir a un país donde no utilizan tu lengua materna, es importante que aprendas a decir las frases básicas antes de emprender el viaje. Trata de imaginar situaciones básicas que tendrás al momento de tu llegada para que la bienvenida sea lo más amena posible:

  • Poder responder en aduana si te preguntan el motivo de la visita
  • Poder utilizar cualquier medio de transporte
  • Poder solicitar información de precios
  • Poder preguntar indicaciones para llegar algún lugar específico

Hoy en día, hay varias aplicaciones que te ayudarán para aprender de forma rápida aquellas frases básicas. Por ejemplo, aplicaciones como Duolingo o Bussu que son son gratuitas y disponen de varios idiomas. 

Busca un alojamiento temporal para tus primeros días

 

Te recomendamos tener reservado pre-viaje un alojamiento para tus primeros días, especialmente si vais a llegar de noche. Si bien cara a cara puedes conseguir precios muy económicos gracias al famoso “regateo”, en muchos sitios merodear a oscuras en busca de un lugar para dormir puede ser un poco peligroso y más si aún no estás familiarizad@ con la zona.

También puedes correr el riesgo de quedarte sin hospedaje si llegas en épocas de gran turismo. Gracias a la tecnología, ya hay varios portales de alojamiento que puedes reservar y pagar al momento de tu llegada como también ver recomendaciones de otros usuarios, como por ejemplo, la app de booking.com.

 En caso que dispongas de un presupuesto limitado, una buena alternativa es couchsurfing.com, un portal muy conocido que lo utilizan miles de viajeros en el mundo ya que gente local ofrece alojamiento gratuito por unos días con el fin de poder tener un intercambio cultural.

Busca un trabajo

 

Esta puede ser la parte más tediosa de esta experiencia. Es que tocar puertas en búsqueda de trabajo en un nuevo país nunca es tarea fácil. Ya sabes que tener el cv actualizado y hacer las clásicas búsquedas por linkedin es lo básico para poder conseguir trabajo. 

Pero, en caso que necesites un plan B, te dejamos aquí algunas ideas que pueden ser de ayuda:

  • Enseña tu idioma materno. Acércate a escuelas, bibliotecas del lugar o publica en grupos de facebook de gente local. 
  • Haz voluntariados. Si bien no tienen una remuneración económica, realizar algún tipo de voluntariado no solamente ayudará a que el mundo sea un poco mejor, sino también te servirá para mantener la mente ocupada hasta que encuentres un trabajo (y si es relacionado con una fundación u ONG, mejor aún)
  • Intercambia trabajo por hospedaje y comida. En muchos países, especialmente aquellos que tienen habilitados visas de “Work and holiday”, es muy común poder trabajar a cambio de alojamiento y comida.    

Conoce gente local

 

No hay nada más enriquecedor que conocer la cultura de un nuevo lugar y, que mejor hacerlo con personas originarias de allí.

Si bien hay mucha información sobre las típicas comidas que hay que probar o los lugares más recomendados a visitar, generalmente esta información está creada por personas que fueron de vacaciones y no por gente local. Conocer gente oriunda no solamente te enriquecerá para descubrir lugares jamás vistos, o comer la mejor comida a un precio económico, sino también te ayudará para que cada vez más te sientas como en tu casa. 

Además, hay muchas aplicaciones que te ayudarán a conocer gente local:

  • Meetup. Es una app con un listado de todos los eventos que hay en ese lugar. Desde charlas de marketing hasta grupos que hacen ejercicios juntos.
  • Hiking Europe Club. Si viajas algún país de Europa y lo tuyo es hacer trekkings, te recomendamos que visites este grupo que organiza, de forma gratuita, distintas escapadas para conocer los lugares más incógnitos
  • Couchsurfing. En este portal, no solamente encontrarás gente local que ofrece hospedaje gratuito, también encontrarás muchas personas que se ofrecen a darte un paseo por la ciudad o simplemente ir a tomar un cafe.

Planifica tus últimos días aquí y tus primeras semanas allí

 

Si lo que quieres es evitar el clásico estrés pre-viaje, te aconsejamos que planees tanto tus últimos días aquí como las primeras semanas allí. De esta forma, listando todo lo que tienes que hacer (desde despedirte de tus padres hasta planificar qué pondrás en la maleta que lleves contigo en el avión), sentirás una mayor sensación de control y evitarás esos nervios tan poco deseables.

Decide qué hacer con tus pertenencias

 

Si no deseas marcharte de primeras con todas tus cosas allí, un buen consejo es optar por un trastero en la nube en el que guardar tus cosas de forma temporal. 

En Boxmotions recogemos las cosas en la puerta de tu casa (a diferencia de otros trasteros convencionales en los que tú tienes que preocuparte por el transporte) y nos las llevamos a nuestro almacén seguro. Además, ponemos a tu disposición un catálogo online con fotos para que las tengas siempre controladas.

Ya lo sabes, con un poco de planificación será suficiente para que no cunda el pánico y puedas disfrutar de estos momentos que, además de quehaceres, están llenos también de una incertidumbre y unos nervios muy bonitos.

¡Suerte en tu nueva aventura!

 

Pide un presupuesto

Posts relacionados