Hazlo tu mismo: cómo desmontar muebles

Hazlo tu mismo: cómo desmontar muebles

¿Estás a punto de iniciar un proceso de mudanza y no sabes cómo desmontar tus muebles? Recopilamos para ti algunos consejos para que puedas desarmarlos sin problemas (y montarlos de nuevo sin dificultad en tu nuevo hogar).

Recuerda que, en el caso de que cuentes con varios muebles a desmontar, es importante que valores la opción de contratar una empresa de mudanza para evitarte complicaciones o posibles daños en tu mobiliario.

Consejos para desmontar muebles

Haz un registro fotográfico

El primer consejo práctico a la hora de desarmar tus muebles es realizar un ‘registro’ de estos. Será tan sencillo como tomar fotos de todos tus muebles. Especialmente, aquellas piezas como pequeños tornillos que son de fácil perder, pero luego un dolor de cabeza saber a qué sitio iban o aquellas piezas que sabes que sí o sí tienen que ir de una manera específica para que todo encaje perfectamente.

Cuenta y enumera las piezas

Es importante poder entender cómo las piezas de un mobiliario que estás a punto de desarmar están colocadas. Especialmente si se trata de muebles de gran tamaño, como armarios o vestidores, es recomendable numerar cada una de sus piezas. Para ello podemos utilizar cinta adhesiva o pegatinas que nos ayuden a identificar cada pieza.

De esta manera, al volver a montarlos nos será mucho más sencillo colocar todas ellas en su sitio, y así evitas encontrar un rompecabezas imposible de armar.

Prepárate para el ‘desmontaje’

Para ello, además de tomar las fotografías como te comentábamos, llevaremos a caso la ‘mise en place’ de todo lo que necesitemos.

En este sentido, será muy importante contar con las herramientas necesarias (te aseguramos que hacerte con un destornillador eléctrico hará el trabajo muchísimo menos pesado).

Otra buena idea consiste en preparar pequeñas bolsas (con cierre hermético sería lo ideal) en las que iremos depositando todo tipo de arandelas, clavos y otros elementos de pequeño tamaño, y que deberemos identificar claramente después para que el re-montaje de los muebles sea mucho más sencillo.

Es recomendable que estas bolsas con las piezas pequeñas vayan identificadas o pegadas al mueble al que pertenecen así te aseguras de que van a parar al mobiliario correspondiente.

Crear mi presupuesto de mudanza aquí

Planifica tu tiempo

Otro de los consejos más importantes que debes tener en cuenta a la hora de desmontar tus muebles es el tiempo del que dispones. Y es que intentar concentrar todo ese proceso en un mismo día sin interrupciones será mucho más recomendable porque, de esta forma, evitaremos la posibilidad de pérdidas de piezas o de no saber por dónde nos hemos quedado.

En el caso que no puedas desmontar todos tus muebles en un mismo día, planificar tu tiempo te ayudará a entender qué mueble querrás desmontar primero. Por ejemplo, si ya estas viviendo en tu nuevo piso, seguramente el armario, la mesa y la cama serán los primeros muebles que necesitarás desmontar para utilizarlos en tu nuevo hogar.

La planificación te ayudará a evitar imprevistos de último momento tales como; hacer espacio en el piso para ir apilando los muebles desmontados, entender si es necesario hacer varios traslados a tu nuevo piso o con uno sólo será suficiente, pedir ayuda a amigos/familiares o contratar una empresa de mudanzas para que haga el trabajo pesado por ti.

Recuerda además de averiguar cuántos días de mudanzas te corresponden en el trabajo en caso de que no puedas realizar tu mudanza el fin de semana y necesitas realizarla en alguno de tus días laborables.

Protege tus muebles

A la hora de almacenar cada una de las partes, protegerlas como se merecen será una clave importante para que tus muebles no lleguen dañados a tu nuevo piso. Para ello puedes utilizar diversos tipos de embalaje, como mantas que las recubran totalmente o plástico de burbuja.

Ayúdate de Internet

Y es que si no sabes por dónde empezar a la hora de desmontar un armario de gran tamaño, por ejemplo, YouTube está lleno de tutoriales paso a paso para no perder el tiempo a la hora de desmontar tus muebles para una mudanza. Además, si tienes la marca del mueble, puedes buscar la misma por Internet y encontrar el manual de montaje que te será de gran ayuda para agilizar el proceso.

Este paso te ayudará a hacer que el paso número uno sea más sencillo, ya que si tienes los manuales de montaje de todos tus muebles, no será necesario sacar fotos de ellos o simplemente podrás agilizar el proceso sacando fotos de aquellos muebles que sabes que son demasiados complejos a la hora de montar.

Empieza por las partes más sencillas

Parece obvio, ¿verdad? Pues un gesto como este puede hacerte ganar o perder un montón de tiempo. Y es que cada vez que te enfrentes al desmontaje de un mueble, una buena manera de empezar es observarlo detenidamente y establecer cuál será el orden más lógico a seguir. Por ejemplo, si se trata de un armario una buena manera de empezar será quitar cada una de las baldas y, una vez contemos con la estructura libre, continuar por las bisagras de las puertas.

¿Interesado en mudanzas? En nuestro blog cuentas con una serie de tips prácticos para llevar a cabo una mudanza low-cost.

Usa nuestra checklist para planificar tu mudanza

Posts relacionados