La importancia del aislamiento térmico de nuestras ventanas

La importancia del aislamiento térmico de nuestras ventanas

Vamos a darte solamente un dato: 400 euros al año. Eso es lo que aparentemente ahorra una vivienda en las facturas de la luz con un buen aislamiento térmico.

Como sabrás, en Boxmotions somos amantes no solo del orden sino de aconsejarte con los mejores trucos para economizar en tu hogar, por eso hemos tratado temas en este blog como la domótica doméstica y sus beneficios -entre los que por supuesto se encuentra el ahorro- o estos trucos para ahorrar electricidad en casa.

Hoy le toca el turno al aislamiento térmico, sus beneficios y cómo escoger el mejor sistema para nuestra vivienda. Toma nota.

¿Cuáles son las ventajas de un buen aislamiento térmico?

  • Reduce la factura energética. Sin duda, se trata de la ventaja más notable. Y es que la primera señal de un buen aislamiento térmico es un menor consumo de energía, lo que se nota no solo en tu factura, sino también en el impacto medioambiental consecuente. Según los expertos, un correcto aislamiento térmico en cubiertas, ventanas y fachadas puede suponer un ahorro de hasta un 70% en la factura.
  • Disminuye las emisiones de gases con efecto invernadero: en línea con el punto anterior, prestar atención a la importancia de un buen aislamiento también contribuye a cuidar del medioambiente al reducir las emisiones de CO2 principalmente.
  • Mejora nuestro bienestar: y es que contar con un correcto aislamiento térmico en nuestras ventanas facilita el mantener una correcta temperatura dentro de casa tanto durante invierno como durante el verano, lo que, por supuesto, aumenta nuestro bienestar en casa.

¿Cómo escoger el mejor aislamiento térmico para mis ventanas?

A la hora de escoger el mejor aislamiento térmico para nuestras ventanas, una serie de factores cobran especial importancia. Toma nota.

  1. Material de fabricación de las ventanas: se trata sin duda del aspecto más importante a la hora de garantizar el aislamiento térmico de nuestras ventanas. En este sentido, uno de los materiales más recomendados es sin duda el PVC, que es aislante en sí mismo al no ser un elemento conductor.
  2. Nivel de hermetismo: el segundo factor que deberemos tener en cuenta a la hora de escoger el mejor sistema de aislamiento térmico es, por supuesto, cuán hermético resulta. En general, deberemos tener en cuenta que las ventanas correderas suelen resultar menos herméticas que las abatibles que, al cerrarse por completo, permiten un mayor aislamiento térmico.
  3. Cristales: finalmente, otro de los factores que cobra especial atención en este sentido son los cristales utilizados en la fabricación de las ventanas. Como norma general, deberemos tener en cuenta que el doble acristalamiento siempre será preferible, porque además de aislar térmicamente también permitirá un mayor aislamiento acústico. Además, el espesor de los mismos cobrará especial importancia en este sentido.

Ya lo sabes: invertir en un buen aislamiento térmico para tus ventanas no solo supondrá un ahorro energético y económico importante, sino que contribuirá también a mejorar tu bienestar en casa.

calcular-ahorro

Posts relacionados