Las claves del colecho seguro: edad recomendada

Las claves del colecho seguro: edad recomendada

Aunque ha venido practicándose desde hace muchas décadas, el concepto de ‘colecho’ está más presente que nunca en nuestras vidas, sobre todo gracias al diseño de productos que apuestan por esta forma de acostar a nuestros bebés aportando el máximo de seguridad.

Después de hablarte, por ejemplo, de cómo escoger la cuna de viaje más adecuada y de cuáles son los factores que debemos tener en cuenta a la hora de escoger un modelo u otro, hoy le toca el turno al colecho, o lo que es lo mismo, a la práctica que permite a los bebés dormir en la misma cama que sus padres.

A continuación te hablamos de qué opinan quienes lo defienden, quienes no están de acuerdo y cuáles son las recomendaciones de seguridad básicas que debemos seguir si optamos por esta opción.

¿Es recomendable el colecho?

Depende de a quién se lo preguntemos, aunque ni siquiera los científicos se ponen de acuerdo en este sentido. Quienes lo defienden hablan de factores como una mejor calidad del sueño para el bebé o el fortalecimiento de los vínculos con el padre y la madre, mientras que sus detractores apuntan a un mayor riesgo de muerte súbita del lactante (aunque, por otro lado, el colecho favorecería la lactancia, un protector natural para este problema).

Lo que está claro es que, si nos decidimos por practicar el colecho, existen una serie de medidas de seguridad que debemos tener en cuenta.

Una buena opción para minimizar esos riesgos es precisamente la cuna de colecho, una cuna que se adhiere a la cama de los padres, a la misma altura, y que permite que el bebé disfrute de su propio espacio, protegido, pero con todas las ventajas de esta práctica.

¿Cuál es la edad recomendada para el colecho?

Otro de los temas más controvertidos tiene que ver con la edad recomendada para el colecho, iniciándose en los primeros días de vida del bebé y alargándose hasta lo que los padres decidan, básicamente.

En este sentido, dicen los expertos, se trata de un proceso bastante similar al del final de la lactancia. Y es que para que se produzca un fin “respetuoso” del colecho, en línea con el método de crianza del apego (máximo defensor de esta práctica), la decisión del mismo debe ser -como lo fue al inicio- familiar. Así lo cuenta Mariola Cacciola, experta en crizan respetuosa: “es necesario respetar los deseos de todos”.

Así, los expertos no se ponen de acuerdo en cuanto a la edad recomendada para el fin del colecho, por lo que la recomendación general es la de tomar la decisión de forma colectiva llegado el momento.

Recomendaciones de seguridad para el colecho

  1. Para garantizar su seguridad, la superficie en la que duerma el bebé debe estar libre de cojines o muñecos, y debemos colocarlo sobre su espalda con la cabeza girada hacia un lado.
  2. Si se opta por una cuna de colecho, esta debe colocarse siempre a la misma altura que la cama de los padres, mientras que en el caso de dormir en la misma cama, esta debe estar colocada contra la pared para evitar que queden espacios por los que pueda encajarse o caer.
  3. Cuando el bebé haya crecido y exista la posibilidad de que se mueva, deberemos colocar barreras de seguridad alrededor de su zona para evitar que caiga de la cama.

Y ya sabes, si necesitas guardar cualquier mueble u objeto que ya no uses de tu bebé, ponte en contacto con Boxmotions y nosotros cuidamos de tus cosas.

Pide un presupuesto

Posts relacionados