Qué saber antes de comprar una cuna de viaje

Qué saber antes de comprar una cuna de viaje

Si has llegado hasta aquí seguramente estés pensando en adquirir una cuna de viaje para tu bebé. En Boxmotions no solo somos amantes del orden, sino que sabemos que informarse correctamente antes de hacer una compra es indispensable no solo para evitar problemas en el futuro sino para evitar adquirir productos y objetos que después se acumulan en nuestra casa sin ser de ninguna utilidad. 

A continuación te contamos todo lo que debes saber a la hora de comprar una cuna de viaje, por un lado, y qué factores debes tener en cuenta para adquirir la opción que mejor se ajuste a vuestras necesidades, por el otro. 

¿Cuáles son las ventajas de una cuna de viaje?

  1. Se trata de una opción barata y bastante socorrida: y es que si das un primer vistazo por la red verás que puedes adquirir una cuna de viaje sencilla por poco más de 45 euros. Además, sobre todo si viajamos bastante en familia, nos evita preocuparnos por encontrar un sitio adecuado para que nuestro bebé pueda descansar como necesita. 
  2. Ocupan poco espacio: y es que las cunas de viaje pueden plegarse por completo.  Tanto la vestidura como la parte externa están diseñadas precisamente para ser transportadas ocupando el mínimo de espacio, por lo que no debería preocuparte demasiado almacenarla en casa cuando estéis utilizándola o transportarla.
  3. Duran bastante tiempo: y es que la mayoría pueden utilizarse prácticamente hasta los 3 años de edad. Sí debes tener en cuenta, sin embargo, que se recomiendan especialmente cuando el bebé ya es capaz de girarse o gatear, ya que de esta manera evitamos accidentes como, por ejemplo, que se caiga de la cama si está durmiendo con nosotros. 

¿Qué desventajas tiene una cuna de viaje?

  1. En ocasiones, pueden ser algo difíciles de montar, lo que les resta funcionalidad. Por ello, es uno de los factores que debes tener en cuenta a la hora de escoger un modelo concreto. Para ello, te recomendamos informarte siempre bien en Internet de todas las particularidades de ese modelo en concreto. 
  2. No son apropiadas para un uso prolongado: si por ejemplo estamos pensando en comprar una para la casa de los abuelos, por ejemplo, quizá sea más adecuado hacerse con una estructura más robusta que vaya a aguantar el ‘trote’ mucho más tiempo. 
  3. Los colchones que suelen incluir son muy básicos, por lo que, por el mismo motivo anterior, no son muy recomendables para un uso muy prolongado. 

¿Qué factores debo tener en cuenta a la hora de comprar una cuna de viaje?

  1. El sistema de plegado: tanto en facilidad a la hora de montar o desmontar como en el hecho de que no sea algo ‘manipulable’ por parte del niño. La cuna de viaje que adquiramos debe ser lo suficientemente fácil de armar pero con una estructura lo suficientemente compleja como para que nuestro bebé no pueda desmontarla. 
  2. La seguridad: además de estar fabricada con materiales que no sean tóxicos, deben cumplir una serie de medidas de seguridad básicas, como cumplir la normativa europea UNE-EN 716 1/2:2008+A1:2013.  Además, no debe tener esquinas cortantes ni partes sueltas. 
  3. La estructura: para que una cuna de viaje sea adecuada, existen una serie de mínimos que deben cumplirse en lo que a su estructura se refiere. Por ejemplo, que el somier quede a un mínimo de 30 cm del borde si tiene doble estructura, o que el colchón encaje correctamente en el fondo de cuna, que debe ser lo suficientemente firme como para aguantar el peso.

Apuntate a nuestro curso gratuito

Posts relacionados