Material escolar «obsoleto» con la vuelta al cole

Material escolar «obsoleto» con la vuelta al cole

Con la vuelta al cole a la vuelta de la esquina, siempre es buen momento para revisar todo el material escolar que tenemos y plantearnos una limpieza general, haciendo espacio para todo lo que está por llegar. 

En este sentido, a menudo nos damos cuenta de que tendemos a acumular muchos objetos que no utilizamos. Por ejemplo, la primera flauta que tocaron nuestros hijos en el colegio, las mochilas que han utilizado cada curso o las agendas escolares antiguas, llenas de recuerdos, de notas al profesor, etc. ¿El motivo? El valor sentimental que estos objetos tienen para nosotros. 

Seguramente os habéis preparado en multitud de ocasiones para la vuelta al cole pero ¿habéis pensado qué podéis hacer con todo ese material obsoleto? Después de compartir con vosotros algunos trucos para ordenar los juguetes de los niños o ideas para almacenar libros con cuidado, hoy le toca el turno a todo ese material escolar. Toma nota. 

Ordenar el material escolar obsoleto 

  1. Empieza la limpieza haciendo un inventario de todo lo que tenéis. Para ello, será muy útil sacarlo del lugar o lugares donde esté almacenado y disponerlo de forma visible en una superficie libre. 
  2. Una vez hayamos hecho este primer paso, podemos crear dos secciones, dividiéndolo por lo que tiene un valor sentimental (como libretas rellenadas, carpesano, agendas, carpetas…) y lo que, aún sin tenerlo, puede tener cierta utilidad en el futuro (escuadra y cartabón, calculadora, libretas que aún no han sido completadas, etc. ).
  3. Una vez ‘enumerado’ todo el material del que disponemos, haremos una primera criba recuperando aquellas cosas que queremos conservar a mano, como bolígrafos que podemos continuar utilizando.Ese material deberá disponer de su correspondiente lugar de almacenaje, ordenado y accesible y correctamente etiquetado. 
  4. Otra buena idea en este sentido consiste en donar parte de ese material. Existen muchas asociaciones a las que podemos hacer llegar el material escolar que no utilicemos. Simplemente habrá que investigar un poco en la red para encontrar la organización que mejor encaje con el material del que disponemos. 
  5. El resto del material, por otro lado, podemos dividirlo por secciones o por años y almacenarlo de forma cómoda en pequeñas cajas, que también deberán ser etiquetadas correctamente. 
  6. A partir de aquí, decidiremos qué hacer con él. Si no disponemos de espacio de almacenaje suficiente para conservarlo, una buena idea consiste en almacenarlo en un trastero inteligente. En Boxmotions, por ejemplo, ofrecemos un servicio de trastero que incluye además el transporte de los enseres. Simplemente tienes que ponerte en contacto con nosotros para que lo recojamos y lo llevemos a nuestro almacén seguro con vigilancia 24 horas. A partir de ahí, ponemos un catálogo online con fotos a tu disposición para que tengas siempre tus pertenencias controladas y, si necesitas alguna cosa de vuelta, solo debes ponerte en contacto con nosotros de nuevo para que te lo llevemos, dónde y cuándo tú quieras. 

Ya lo sabes: aunque es habitual que nos pongamos a acumular en este sentido, es importante ser siempre conscientes del material del que disponemos e idear un sistema de almacenaje que nos permita tenerlo siempre ordenado y a nuestro alcance cuando lo necesitemos.

Apuntate a nuestro curso gratuito

Posts relacionados